A su novia no le gustan los niños, así que lo llevó a un paseo al lago del que no regresaría

Supongamos que usted tuvo un hijo con determinada persona, las cosas no funcionaron entre ambos por diferentes motivos y en conjunto llegaron a la conclusión de que lo mejor era tomar rumbos separados. Una buena elección, pues es mejor siempre acabar las cosas justo antes de que la relación se deteriore al punto de generar consecuencias graves para los implicados.

Los hijos jamás deben ser tomados como una cadena para mantener una relación, por el contrario una oportuna separación puede terminar aportando más a la vida de los niños que la mala convivencia.

Siguiendo con el ejemplo, usted se separa de su pareja y le asignan la custodia del hijo que tuvieron juntos, pasa un tiempo prudencial y conoce una nueva persona de la cual se enamora, ¿qué haría si esa persona odia a los niños y le pone a escoger entre su hijo o ella?, ¿asesina al niño? No verdad, se tiene que ser un monstruo para sólo pensar en algo así, pues lamentablemente David Creato es de ese tipo de sujetos, de los que hacen cosas terribles.

Él tuvo una relación con una mujer llamada Samantha Denoto, de dicha relación nació su hijo Brendan, no se entendieron y en cierto punto decidieron separarse, la custodia fue entregada al padre del niño y este lo cuidó hasta que el menor cumplió tres años de edad.

Para ese momento él tenía 23 años y como era natural, pronto conoció a otra mujer, una estudiante de universidad, ella era un poco menor que él, tenía 17 años y se contactaron por medio de la aplicación para citas Tinder, comenzaron a salir y entonces los problemas empezaron pues a ella no le gustaban para nada los niños y el tenía uno de 3.

En varias ocasiones le pidió que renunciara a la custodia y lo devolviera a su madre, pero al parecer ella no quería asumir al niño, por lo que continuaron adelante con la tensa situación hasta el día en que Julie Stensky, la novia, le dio un ultimátum y le dijo que debía escoger entre su hijo o ella.

Lamentablemente y a pesar de la enfermiza relación que tenían llena de celos y conflictos, David la escogió a ella y empezó a planear la muerte del pequeño. Se imaginan a un niñito inocente y desprotegido que tiene toda su confianza depositada en su padre, convertirse en blanco de caprichos irracionales e intenciones asesinas? que tristeza!

El día 13 de octubre de 2015 David llamó al 911 informando que su hijo había desaparecido, cuando los oficiales de policía se acercaron a su vivienda para atender la situación, él les dijo que la noche anterior a eso de las 10, había acostado a dormir a su pequeño en su cama y que al otro día cuando había ido a despertarlo no lo encontró, la puerta principal de la casa estaba abierta lo que le hacía pensar que su hijo (un niño de tres años) se había ido en algún momento de la noche, fue entonces cuando hizo la llamada al centro de atención de emergencias pra reportar la desaparición.



Ese mismo día alrededor de las 12, la policía halló el cadáver de Brendan a medio kilómetro de la propiedad de David, parcialmente sumergido en un arroyo en el Condado de Camden – Nueva Jersey.

No tardaron mucho en señalar al padre como el principal sospechoso de la muerte del niño y tras un largo proceso penal, un juez condenó al sujeto a pasar 10 años en prisión. Tres cosas fueron fundamentales dentro del proceso probatorio.

  1. Los calcetines del pequeño estaban completamente limpios, lo que indicaba que el niño no pudo haber camino hasta allí, fue trasladado en vehículo la lugar donde se halló su cuerpo.
  2. Los registros de actividad de su computadora, mostraron que ese día él permaneció hasta más tarde de la una de la mañana usándola, lo que implica que mintió al informar que se había acostado inmediatamente después de dejar a su hijo en la habitación.
  3. Aunque no se pudo determinar cuál fue la causa de la muerte del niño, la autopsia reveló que sufrió de estrangulamiento y múltiples golpes en la cabeza que le generaron graves lesiones cerebrales. Evidentemente había sido atacado por un adulto.

Al principio, David se declaró inocente, pero en cierto punto, cuando entendió que no tenía salida, confesó su crimen y tuvo el descaro de decir que lamentaba lo ocurrido pues amaba a su hijo y lo consideraba su mejor amigo.

Julie Stensky, fue detenida pero liberada posteriormente pues no se estableció que hubiera tenido participación en la muerte de Brendan Creato.

Samantha, la madre del pequeño, al día de hoy no ha querido ofrecer ninguna declaración respecto al horrible asesinato de su hijo. Muchos consideran que la pena dada a David Creato es demasiado baja y no refleja la gravedad de sus acciones.


Pobre pequeño inocente, víctima de unos padres incapaces de cumplir su función de protectores, fueron en cambio sus verdugos. Que su almita descanse en paz.

Fuentes: Independent, Fox4kc, DailyMail.