Al principio del vídeo crees que es una espinilla pero después… comienza el show

Cuando vi este vídeo pensé que simplemente le iban a sacar una espinilla común y corriente pero de un momento para otro las cosas se ponen realmente feas.

Es que tiene toda la apariencia de una espinilla, porque en la parte que sobresale se ve el característico punto negro que tapa el poro y uno lo que espera que suceda es que se haga algo de presión y salga un poco materia que se ha concentrado dentro dado que la salida natural de la piel estaba bloqueada por suciedad y grasa, pero no, tan pronto la especialista en dermatología hace un poco de presión te das cuenta que no es una simple espinilla lo que esta mujer tiene dentro.

Este vídeo inicia cuando ya la paciente está totalmente preparada, se ha hecho la valoración previa y la doctora había determinado ya de qué se trataba y cual iba a ser el procedimiento a seguir para solucionar el problema que aquejaba a la joven que acudió a su consultorio.



Yo intento entender qué es lo que causa tanta fascinación sobre este tipo de temas, a veces me inclino a pensar que es curiosidad médica lo que nos lleva a ver una y otra vez como a las personas le salen todo tipo de líquidos y sustancias babosas del interior de su cuerpo o que queremos informarnos de posibles situaciones que nos pueden pasar a nosotros mismos para prevenirlas o al menos detectarlas y saber como tratarlas, pero reconozco que esta es una visión un poco optimista al respecto. (Lee también: sentía mucho dolor, cuando los médicos le abren la boca descubren esta atrocidad)

La realidad es que existe una satisfacción morbosa cuando vemos a un doctor hurgar orificios taponados y agigantados por la presencia de un montón de materia, pus y hasta sangre y cuando se trata de una infección el asunto es aún más atrayente… Continúa en la siguiente página…