Cuando La Policía Va A Su Casa Encuentra Partes De Bebés Por Todos Lados

Esta historia comienza con una denuncia y muchas situaciones que cuesta entender.

La privacidad de las personas es un tema difícil de tratar, porque ¿quién puede establecer cuales son los limites que se deben respetar cuando existen sospechas de que tal persona tiene un comportamiento extraño que genera inquietud en cuanto a su proceder?

Es decir, si yo tengo un vecino que tiene una actitud sospechosa, percibo que al interior de su casa ocurren situaciones raras y en general algo de su actitud me incomoda, ¿es mi deber como ciudadana o mi derecho como vecina del sujeto investigar un poco sus movimientos?, ¿debo denunciarlo a las autoridades? o más bien, ¿debo mantenerme al margen para respetar su derecho a la privacidad? No lo sé, por eso afirmo que es un tema delicado de tratar.

Porque si bien es cierto que no debemos ser indiferentes ante situaciones que puedan generarle sufrimiento a alguien, tampoco podemos actuar de árbitros y juzgar a las personas que nos rodean desde un punto de vista subjetivo ya que podemos cometer muchas injusticias en nuestro andar.

usjsushshsys

Ahora bien, lo que ocurrió con Kathy Cadle es precisamente una situación que inevitablemente genera un debate respecto a lo que planteamos en las líneas anteriores de este escrito.

Sus vecinos venían sospechando de esta mujer ya que se comportaba de manera muy extraña, no salía mucho de su casa pero cuando lo hacía, generalmente, cargaba consigo un bebé diferente cada vez, los subía al auto y se iba, cuando regresaba ya no tenía al bebé con el que horas antes había salido de casa… Continúa en la siguiente página…