Cuando Le Preguntaron Su Nombre A Esta Niña, Ella Respondió Que Se Llamaba Idiota

Este es un vídeo que nos hace preguntarnos por qué personas así tienen hijos.

Esa es una pregunta que tal vez no tenga respuesta, pero evidencia lo injusto que es que alguien que no ama a sus hijos y que, en general no es un buen ser humano, tenga la valiosísima oportunidad de tener bajo su cuidado una almita, un niño, un angelito. Porque eso es lo que los niños son: ángeles, buenos y puros que lo único que necesitan es el amor de sus padres para crecer felices.

Lamentablemente ese no es el dichoso destino de muchos niños. Por el contrario, miles caen en manos de seres despreciables que los maltratan, los privan de una vida rodeada de cariño, afecto, bienestar y alegría. Esas personas no deberían ser llamadas seres humanos y no merecen nada más que un atroz castigo. Porque alguien que se aprovecha y maltrata a un ser que no puede defenderse y que depende enteramente de él, es alguien despreciable, que no debe estar dentro de la sociedad, porque sólo le quitará y jamas le aportará.

Bajo esa descripción caben perfectamente Jennifer Denen y su novio Charence Reed, quienes maltrataron sistemáticamente a esta pequeña niña de apenas cuatro añitos. Cuando la policía la halló, descubrieron en su cuerpo marcas de que había sido atada, golpes en su rostro, muslos y brazos, sangre seca y demás signos de un terrible maltrato. Como suele suceder, era él quien le propiciaba las palizas a la niña ante una madre completamente indiferente ante el dolor de su hijita. Lo que más sorprendió a los policías es que cuando le preguntaron su nombre, la niña respondió que se llamaba “idiota”, una clara muestra del maltrato al que esta bebé había sido sometida. Los padres enfrentan juicio por maltrato y al niña se encuentra bajo custodia del Estado.

Mira en el vídeo a continuación detalles de esta cruel historia y compártela si rechazas fervientemente que los padres o padrastros abuses así de sus hijos.