Dios cómo le pudo pasar eso en la mejilla, se graba intentando solucionar el problema

Este vídeo sin dudas hará que te preguntes cómo es posible que ese hombre tuviera eso adentro.

Frecuentemente cuando las personas abordan este tipo de temas se plantean porque quienes padecen problemas en la piel como quistes sebáceos, puntos negros, vellos encarnados, inflamaciones o incluso infecciones, permiten que estos avancen tanto, al punto de que sus vídeos se conviertan en una completa sensación por lo raros y extravagantes. Muchos dicen: “si notaste que tenías algo bajo la piel por qué no fuiste al dermatólogo de inmediato?

Existen dos respuestas a esa pregunta, la primera por descuido y dejación y la segunda porque hay casos en que el problema no se detecta tan fácilmente.

En este vídeo pasó exactamente lo segundo, el hombre no tenía idea que por años eso estuvo creciendo en su mejilla y fue de repente que se empezó a hacer notar

En algunos casos puede que un quiste o un vello encarnado lleve años desarrollándose en silencio y pase totalmente desapercibido pero de un día para otro o en cuestión de un par de semanas se descontrola, comienza a crecer desaforadamente, se enrojece y hasta se infecta, es entonces cuando la personas nota los síntomas y las alertas, obviamente, cuando acude al dermatólogo, el tema ya se ha salido de proporción y todo el mundo piensa que se trata de alguien muy descuidado que no quiso hacerse tratar a tiempo y dejó que su cuerpo llegara hasta ese punto. (Lee también: su novia pensó que era un grano, cuando intentó sacarlo el pánico se apoderó de ella).

Incluso en el caso del hombre de este vídeo, su médico especialista en la piel fue quién le dio un diagnóstico equivocado e hizo que el problema tardara meses en no ser solucionado hasta que él decidió tomar las riendas del asunto y terminar de una vez por todo con eso que insistentemente le salía de su mejilla.



Lo que culmina con este vídeo, comenzó en realidad meses atrás cuando Joe Gross notó que tenía, lo que él creyó en ese momento era un barro. Le llamó un poco la atención que parecía que iba a salir de gran tamaño, pero no le dio mucha importancia, al fin y al cabo cuántos granitos de este estilo no había tenido antes.

Pasaron unos cuantos días y el supuesto barro no salía, pero la piel se veía cada vez más roja e irritada, al finalizar la semana lejos de que el problema se redujera, la zona había comenzado a inflamarse notoriamente. Fue entonces cuando decidió que necesitaba ver a un dermatólogo con urgencia. Lamentablemente no consiguió una cita inmediata y tuvo que esperar varios días hasta que finalmente fue atendido.

Mira en el vídeo a continuación cómo logró este hombre ponerle fin a un problema que lo persiguió durante meses y que al ver lo que realmente tenía dentro lo dejó completamente sorprendido.


Cuando llegó donde una reconocida dermatóloga, ella, luego de examinarlo, le confirmó que lo que tenía no era un grano, sino un quiste y que debía sacarlo. Para ello, programaron una nueva cita en la cual le realizarían el procedimiento quirúrgico ambulatorio.

Sin embargo, al otro día Joe notó que de la inflamación que tenía en su mejilla y que durante meses había estado supurante, empezaba a salir la punta de un vello grueso. En ese momento él se dio cuenta que lo mejor era sacarlo pues podía llegar a infectarse. Tomó las pinzas de su esposa y empezó a halar… el problema fue que entre más halaba más pelo salía, no lo podía creer era larguísimo, entonces tomó su celular y comenzó a grabar.

Finalmente lo que siempre había tenido adentro y que creció silenciosamente era un vello, bastó con extraerlo para que el problema quedará completamente solucionado. (Lee también: se meten dentro de la piel como si fueran larvas, los extraen halándolos con una pinza).