Él Pasaba Sus Días Enfermo Hasta Que Sucedió Algo Que Paralizó Al Hospital Entero

Hay cosas que me entristecen mucho y una de ellas es ver a un niñito enfermo.

Ellos son tan vitales, tan alegres, tienen tanto por aprender y explorar que verlos recluidos en un hospital, acostados en una cama, viendo a lo lejos por una ventana que existe un mundo allá afuera, un mundo al que tal vez nunca puedan acceder.

La vida está llena de cosas súper emocionantes y divertidas para los niños y un grupo de personas muy especiales decidió que como los niños del hospital Presbiteriano de New York no podían salir a buscarlas, ellas irían por ellos y así fue como resultó este emocionante vídeo. Todo el mundo en el hospital tuvo que acercarse a las ventanas y frotarse los ojos porque no creían lo que estaban viendo.

Un acto de gentileza y amor pueden llegar a cambiar vidas o al menos a alegrar los días de alguien que lo necesita. Por eso, no me queda más que agradecerles a estas maravillosas personas por haber hecho algo tan hermoso por los niños enfermos que pocas, muy pocas alegrías tienen en sus vidas.

Mira el vídeo completo a continuación y comparte a este bello gesto en tus redes sociales.