El Porqué Estos Padres Botaron A Sus Hijos Desde Una Altura De 9 Metros Es Absurdo

Al comienzo del vídeo se ve a un niñito que evidentemente está muy asustado, hace carita de miedo.

Podrá tratarse de una costumbre, podrá ser parte de una creencia, o lo que sea, pero nada justifica que a un niño se lo ponga en peligro. Mucho menos que se lo lance de un techo a más de nueve metros de altura.

La Comisión Nacional para la Protección de los Derechos de los Niños intervino en el año 2010 en una espantosa práctica de la India que se remonta a más de 700 años y que consiste en botar a los niños desde el techo de un santuario llamado Baba Umer Dargah, el cual, según la leyenda, fue construido por consejo de un santo de la época que les dijo a los padres de niños enfermos o moribundos que lo erigieran y luego botaran a su hijos desde allí para demostrarle a Dios su confianza en él. Hoy la tradición hace creer que hacer esto hará que el niño tenga buena suerte a lo largo de su vida.

Si bien, los niños son arrojados por religiosos del templo, expertos en esta práctica y son recibidos por una sábana antes de que toquen el suelo, a todos al rededor del mundo les parece que los pequeños se ponen en riesgo vital al hacer esto, porque no están ajenos a que algo salga mal y terminen estrellándose contra el suelo. Además, los niños experimentan terror al sentir la caída libre y el miedo natural cuando ven hacía bajo.

Luego de que este vídeo se hiciera vital y que la Comisión interviniera la práctica fue regulada, pero según investigadores del tema, se sigue haciendo, pero en menor escala y de forma más discreta. Esperamos que estos reportes sean errados y ningún niño vuelva a ser sometido a algo tan peligroso, sólo por una tonta creencia.

Mira en el vídeo a continuación cómo los niños son arrojados y compártelo para que el repudio y la presión de todos hagan que esto sea definitivamente prohibido y jamás lo vuelvan a hacer.