Él quiso conquistarla y ella lo rechazó, lo que pasó después es horrible

Este vídeo indigna por completo, ¿hasta cuando vamos las mujeres a ser víctimas de tantas atrocidades?

El odio no tiene ninguna justificación. No hay razón válida para agredir a otra persona, mucho menos si esta está en una condición de desventaja frente al agresor. Pero contrario a lo que pensaríamos, en vez de estar evolucionando como sociedad, pareciera que el rechazo y el abuso contra las mujeres (por sólo hablar de este punto, porque la violencia contra los niños, los animales, los ancianos y otros seres vulnerables es enorme también) no hiciera otra cosa que incrementarse día tras día.

Por montones brotan en la televisión y en Internet los horribles casos de feminicidio y violencia de genero, pareciera no tener fin y que los hombres de ninguna manera van cansarse de ejercer su fuerza física en aquellos que son más débiles y que merecerían, por el contrario gozar de su protección y consideración.

En este vídeo se puede ver una horrorosa agresión, infame, de parte de un hombre que si bien es producto de la sociedad que lo formó de esta manera, no tiene la más mínima justificación para hacer algo tan horrible, así se haya sentido rechazado por la joven.



Supongo que existirán muchas excepciones, pero generalmente personas tan inadaptadas vienen de hogares malsanos, donde vivieron entre la violencia y las cosas más reprochables del mundo, porque me cuesta imaginar que una buena madre pueda criar a un criminal y enfermo de semejante talante.(Lee también: esta mujer viajaba sola en el metro, el hombre que la sigue es un psicópata).

Este vídeo fue grabado por las cámaras de seguridad de un pequeño centro comercial ubicado en el barrio coreano en Los Ángeles – Estados Unidos y se difundió rápidamente porque miles de personas repudiaron un hecho tan cruel contra una mujer. Es claro que el hombre que la atacó vilmente no sabía que estaba siendo grabado y seguramente pensaba huir antes de ser descubierto y tener que enfrentar la justicia… Continúa en la siguiente página…