En una escuela india si un niño no se deja violar, lo degollas y el problema se acaba

Un nuevo caso de violencia atroz contra un niño sacude a un país entero.

Esta vez los acontecimientos ocurrieron en India en una escuela internacional de carácter privado donde estudian más de mil niños de clase media, cuyos padres buscan una alternativa al sistema educativo público que se encuentra en ruinas y cuya calidad es tan deplorable que hace plantearse si es mejor enviar a los niños a la escuela a correr terribles peligros o tenerlos en casa, un poco más seguros, pero sin educarse.

No obstante, la alternativa no es del todo una solución, pues las escuelas privadas también tienen serias deficiencias en sus instalaciones, en la calidad de la educación y en los procesos que garantizan la seguridad de los estudiantes y no existe mayor prueba de ello que lo ocurrido a este pequeño el pasado 8 de septiembre.

Antes de las ocho de la mañana Varun Thakur, padre de Pradyuman, dejó a su hijo de siete años de edad en las puertas del Ryan International School, el plantel educativo donde el menor estudiaba. Según lo que registran las cámaras de seguridad el niño fue directamente al baño, de dónde nunca más volvió a salir.

Como los baños para estudiantes y trabajadores de la escuela no estaban separados (inadmisible), el niño se topó con Ashok Kumar, el conductor de uno de los buses escolares quien intentó abusar sexualmente de él. El niño intentó defenderse y evitó el ataque por lo que el espantoso hombre decidió cortar su garganta para intentar cubrir su crimen e impedir que el niño escapara y le contara a alguien lo sucedido.

Aproximadamente 5 minutos después, Pradyuman fue hallado en el baño sangrando profusamente, fue trasladado en el automóvil de uno de los directivos de la escuela a un hospital cercano donde intentaron ayudarle, pero como no contaban con el equipo adecuado, fue nuevamente trasladado a otro centro asistencial en donde finalmente perdió la vida.

Cuando la policía se presentó en el lugar para realizar la investigación preliminar, reunieron a todo el personal y notaron que el conductor del bus estaba notablemente nervioso e incluso tenía manchas de sangre en su camisa, no se explican cómo luego de lo sucedido no intentó huir del lugar, pero fue puesto bajo arresto de manera inmediata y señalado como principal sospechoso de la muerte del niño.

Al poco tiempo de estar detenido, el hombre confesó su crimen y admitió haberle cortado la garganta a Pradyuman para intentar encubrir el ataque sexual que quiso llevar a cabo.

El terrible hecho enfureció a los padres de los compañeros del niño, quienes organizaron una gigantesca protesta para exigir al gobierno que las escuelas sean reguladas y se les exija cumplir al menos con los mínimos para garantizar la seguridad de los niños que estudian en las escuelas tanto privadas como públicas.

La indignación de los padres de familia de los niños que estudian en esa escuela es tan grande que en medio de las protestas tuvieron fuertes enfrentamientos con los escuadrones anti-disturbios ya que intentaron destruir parte de las instalaciones del plantel.



¿Por qué los padres de familia atacaron las instalaciones de la escuela?

Esta es una de las partes más preocupantes de este caso, ya que la escuela en vez de estar de parte de los padres de Pradyuman, quienes acaban de perder a su hijo de forma imperdonable, han entorpecido las investigaciones policiales para evitar asumir su responsabilidad por no tener bien establecidos sus procesos de contratación ni tener las instalaciones adecuadas para garantizar la seguridad, en todos los aspectos, de sus estudiantes. Es que, ¿cómo es posible que hombre adultos compartan el baño con niños?

Hay algo que la policía local está escondiendo y por lo tanto el caso debe ser investigado por la CBI — Dijo Varun Thakur, el padre, respecto a la sospecha que hay entorno a la escuela que se presume está tratando de alterar la investigación de la mano con miembros corruptos de la policía.


Mi único deseo es que la verdad salga a la luz y la justicia sea dada a mi esposa y a mí — Añadió.

La escuela ya había estado anteriormente involucrada en la muerte de otro menor que se ahogó en un tanque de agua que no había sido debidamente cubierto para evitar una situación trágica y los primeros análisis ya revelan varias fallas por parte del plantel educativo, como por ejemplo, no revisar los antecedentes judiciales del personal contratado ni hacerle la debida evaluación psicológica para determinar si es seguro que esté cerca de menores de edad.

Hasta el momento la policía de Gurgaon ya ha arrestado a dos altos funcionarios del plantel educativo, el jefe jurídico Francis Thomas y el jefe de recursos humanos Jeyus Thomas, por cargos de negligencia.

El padre de Pradyuman quien llora amargamente a su hijo al lado de su esposa y rodeado por la solidaridad de cientos de padres de familia que comparten su pena, sólo aspira a que la muerte de su pequeño sirva para que las escuelas de todo el país sean forzadas a reestructurar sus modelos y ofrecer una educación segura y de calidad.

Espero que la horrible muerte de mi hijo haga de las escuelas en todo el país un lugar más seguro para niños como él.

No es justo que por la falta de control del gobierno, las escuelas no tomen medidas para garantizar la vida y la seguridad de sus estudiantes por lo que la comunidad de padres de familia cuenta con que todas las personas que conozcan este caso lo compartan como una forma de protesta para evitar que otro menor se vea en la triste situación que Pradyuman tuvo que vivir. Comparte su historia.

!Ni un niño más! Q.E.P.D.

Fuentes: DailyMail, DailyMailUk, IndiaToday.