Este Pequeñito Lleno De Sangre Se Aferra Con Todas Sus Fuerzas A Su Única Salvación

Que vídeo tan desgarrador!

“Esto es lo que tienen que soportar los niños sirios, todos los días” Estas fueron las palabras con las que el portal Syrian American Medial Society (SAMS) presentó un nuevo vídeo en el que se puede ser testigo por un momento del infierno que están viviendo las personas víctimas de una guerra sin sentido.

La situación es cada vez peor, ya no hay personal médico ni medicinas para atender a los heridos que no paran de llegar. Algunos médicos dicen que se quedarán hasta que puedan sostenerse en pie, otros se han ido de a poco. La deserción va en aumento porque la situación en Aleppo es ya insostenible.

Uno de los hospitales de dicha ciudad notificó que tan solo en lo que va corrido del día han llegado 40 niños heridos, llenos de sangre y cubiertos por los escombros que los dejan enterrados junto a sus familiares las bombas que caen sin cesar sobre sus casas y colegios.

En ese hospital trabaja Mohamed Abu Rajab, un enfermero que sigue adelante con su deber, poniendo a cada segundo su vida en riesgo. Él no quiere dejar de ayudar a su comunidad y así lo pudimos confirmar todos cuando un desgarrador vídeo salió a la luz, en el, un pequeñito desconcertado, lleno de miedo, de incertidumbre, se niega a desprenderse de Mohamed, este hombre se ha convertido en su tabla de salvación, el niño sabe que todo lo ha perdido, que se encuentra solo en un mundo cruel, un mundo en el que hombres poderosos no se apiadan de arremeter contra un pequeño indefenso. Su única salvación es aquel enfermero, el único que parece ser amable con él, el único que ha podido reducirle un poco el dolor que otros le causaron.

Y lo peor es que esto no va a parar, en las propias palabras de Mohamed Abu Rajab: ‘Aleppo es una ciudad olvidada y abandonada, ya no hay esperanzas’.

Mira el desgarrador vídeo a continuación y por favor compártelo, el mundo tiene que verlo, no los dejemos solos.