Intentó extraer él mismo con un bisturí lo que le salió bajo la lengua, que desastre

En este vídeo él mismo confiesa que al principio no quería hacerlo pero en cierto punto no vio otra salida.

Yo soy de las personas que piensan que siempre se debe acudir al médico para que sea un especialista quien realice cualquier tipo de procedimiento quirúrgico porque aunque parezca fácil y se piense que es una cuestión de simple valentía y de soportar el dolor, no es así, hay muchos efectos colaterales en estas intervenciones y siempre es mejor tomar todas las medidas de higiene y seguridad que sean necesarias que luego lamentar no haberlo hecho.

Este vídeo es un claro ejemplo de que hay quienes no le dan tanta importancia a estos asuntos y preocupaciones y prefieren solucionar por su propia mano el tema, incluso lo ven como una oportunidad de hacer algo llamativo de lo cual más tarde podrán alardear o presumir.



Por ejemplo, si la zona que se va a entrar a afectar no se esteriliza adecuadamente, las consecuencias pueden ser muy graves ya que al abrir la piel se va a generar un corte, es decir, una herida que es lo mismo que tener una puerta abierta de par en par para que cualquier bacteria que se encuentre reposando en la boca o en los instrumentos utilizados, penetre a nuestro cuerpo, se desarrolle y ponga nuestra integridad física e incluso nuestra vida en juego. (Lee también: esta niña sentía que algo se movía en sus encías, oh por dios, que horrible).

Sin embargo, es cierto que a veces la negligencia médica o la demora en la atención por parte de un especialista nos lleva a tomar medidas desesperadas, ese fue el caso de Dustin Koenning que harto de esperar decidió sacarse esa cosa él mismo, pobre yo creo que a mitad de camino estaba arrepentido de haberlo hecho… Continúa en la siguiente página…