La Dejaron Con Su Papá, Cuando Su Madre La Recogió Su Cabeza Había Sido Transformada

Este vídeo cuenta una trágica noticia, algo que nunca debió haber sucedido.

El mundo está lleno de intolerantes, de personas que ni por un segundo se ponen en los zapatos de los demás, hieren sin contemplaciones, lastiman sin limites y parece como si lo único que les importase fueran ellas mismas, no sienten empatía por nadie y el sufrimiento ajeno no les mueve ni un ápice sus oscuros sentimientos. Estas personas causan dolores inconmensurables y sumergen a sus víctimas y a todos aquellos que le rodean en una vorágine de sufrimiento.

Ese tipo de pensamientos sumado a la falta de auto-control siempre conducen a una situación de lamentar. Si las personas viniéramos a hacer felices a los que nos rodean, en vez de hacerles la vida un infierno, el mundo mejoraría sustancialmente, no tengo duda de ello. Pero lamentablemente no es así.



En este vídeo verás que tan lejos puede llegar a dañar alguien a un ser indefenso y como acciones inmisericordes pueden arruinar la vida de otra persona, una vida que recién comenzaba.

ikuuhyg8

Cheyenne Rae Owensby nació perfecta, era una bebé muy saludable y desde el primer instante en que la pusieron sobre el regazo de su madre tenía una expresión muy dulce, una expresión propia de un angelito que había venido al mundo a ser feliz y disfrutar plenamente de la vida. Tristemente 8 meses después su padre se encargaría de que esto jamás sucediera, lo que le hizo no tiene perdón… Continúa en la siguiente página…