La gente enfurecida quemó sus partes nobles por lo que hizo, ¿este tipo de justicia es válida?

Este vídeo contiene escenas muy fuertes que pueden llegar a perturbar la susceptibilidad de algunas personas de la audiencia, por lo que recomendamos mucha discreción.

Los hechos ocurrieron en el municipio de Reforma, en Chiapas, México, una población sumamente golpeada por la violencia, la inseguridad y las bandas criminales que según reportajes de diversos medios de comunicación locales, prosperan en abundancia, en gran parte, debido a la falta de eficiencia de las autoridades que no ejercen el debido control sobre hechos escalofriantes que ocurren día tras día allí.

Lo que sucede en este vídeo es la perfecta muestra de la realidad tan violenta que se vive en el municipio y la evidente necesidad de los pobladores de una fuerza de policía que les garantice sus derechos y persiga sin descanso a los criminales que atentan contra la seguridad e integridad de los más vulnerables.

Lo que presuntamente hizo este sujeto es de las cosas más horribles que puede hacer un ser humano, sin embargo, el castigo que recibió, dejó lugar a un difícil y acalorado debate con partidarios en ambos extremos. (Lee también: él fue abusado por 20 hombres durante varios días, lo que le hicieron fue un acto de justicia).

Este vídeo comienza con la narración de la noticia por parte de un presentador de un reconocido medio de comunicación que hace mención sobre las fuertes imágenes que contiene y la conmoción que el caso ha generado en todo México y en los demás países de América Latina, así como la discusión que surge en torno al problema de la justicia llevada a cabo por las vías del hecho y no del derecho.



Para muchos de nosotros, actos viles como la violación, peor aún, la violación de niños y animales es algo que nos hace temblar de ira y nos indigna al punto que no podemos evitar que la idea de hacer justicia por mano propia pase por nuestra mente, pero es muy importante tener en cuenta que hacer algo así no hace sino perpetuar la cadena de violencia y venganza.

El asunto comenzó cuando la población enardecida arremetió en contra de un hombre que según ellos aseguraban era un violador de menores al que la justicia no había investigado con efectividad y que se encontraba injustamente en libertad. Las personas indignadas porque, repito, según ellos, el hombre había recientemente abusado de una menor de ocho años, lo amarraron y le rociaron con gasolina las partes nobles para quemarselas y que recibiera el castigo que ellos consideraban se equiparaba a sus acciones.

Mira en el vídeo a continuación el impresionante castigo y cuéntanos si tu estarías de acuerdo en hacerle esto a alguien que haya abusado de algún inocente o si por el contrario piensas que sólo la ley es quien debe actuar, así se corra el riesgo que el criminal quede impune.


Por supuesto las acciones de los habitantes de Reforma han generado opiniones divididas, pues hay un grupo que defiende lo ocurrido argumentando que el daño que causan los violadores a sus víctimas es inimaginable, les arruinan sus vidas, que sus actos obedecen a la peor naturaleza y que se debe actuar porque la ley es muy laxa y estos personajes casi siempre se salen con la suya y sigan actuando sin consecuencias.

Pero también están los que dicen que cuando se actúa fuera de la ley se corre el peligro de ser injusto y juzgar a alguien inocente de forma muy cruel, además de incrementar el ciclo de odio y violencia.

Lee también:

Todo un pueblo en Guatemala se puso de acuerdo para asesinar a una niña de 14 años.