La Peluquera Se Acercó, Vio Lo Que Tenía En Su Cabeza Y Aterrada Se Negó A Atenderla

En el vídeo Julia nos cuenta lo mal que se sintió después del rechazo de la peluquera.

Hacía tan sólo unos días Julia Apodaca-Lane se había sometido a una complicada cirugía, no había salido a la calle desde que le dieron de alta del hospital y ese día, como todo parecía tranquilo, decidió que necesitaba un corte e pelo. Se dio cuenta que era una buena excusa para salir de casa, tomó su auto y partió hacía una reconocida peluquería de la zona.

Allí esperó pacientemente por su turno hasta que alguien le indicó que ya podía seguir. Se sentó en la silla para cortes de pelo y esperó por un rato más. Al fin, se acercó una peluquera que luego de revisar su cuero cabelludo por unos instantes le dijo: “¡¿Eres contagiosa?!” y se negó a atenderla, dijo que ella atendía muchos clientes y que no iba a correr el riesgo de contagiarles alguna enfermedad. Julia consternada y supremamente avergonzada trató de explicarle que la enfermedad que padece se llama artritis psoriasica y que no es contagiosa, consiste en un problema en las articulaciones del cuerpo y que le genera parches de resequedad también, que lo que ella estaba viendo es su cabeza no era nada más que algunos de dichos parches y que de ninguna forma se le iban a pasar a otra persona. La peluquera dijo no confiar en lo que le estaba diciendo, le gritó que el lugar se reservaba el derecho de atender a sus clientes y que abandonara el establecimiento.

Julia se fue corriendo a su auto y allí lloró de la rabia y la indignación. Al cabo de unos días y luego de que su historia fuera compartida por medios de comunicación en redes sociales, el personal administrativo de la peluquería se comunicó con ella, le pidió excusas y le informó que la empleada había sido despedida y que se preparaban para capacitar al resto de los trabajadores para que ofrezcan un mejor trato a los clientes y cómo actuar correctamente cuando se presente un caso como el suyo.

Mira en el vídeo a continuación el testimonio de Julia y compártelo para que todos aprendamos a no dejarnos llevar por perjucios ya que estos le pueden causar mucho dolor y daño a los demás.