Llegó Al Orfanato Y Pensaron Que Era Un Bebé, Pero Lo Revisaron Y Resultó Ser Otra Cosa

Esta historia ha conmovido a miles de corazones, porque cuesta imaginar que tanto dolor sea posible.

Yo creo que pocas personas van a ser capaces de ir leyendo estas páginas y lograr evitar el llanto, para mi es imposible porque no puedo si quiera imaginar por lo que tuvo que pasar este niño, su sufrimiento, su dolor, su angustia, su desesperanza, sin sentir una punzada en lo más profundo del alma.

La desigualdad económica que ha separado los países entre ricos y pobres deja entre sus líneas una lista interminable de injusticia y un cumulo de historias desgarradoras que podrían fácilmente superar la montaña más alta del mundo. Cuando se habla de un país pobre es difícil imaginar lo que eso significa, pero no hay nada más real que la idea de que esa pobreza no la sufre el país, sino las personas que viven en él,  y ¿quiénes son esas personas? son seres humanos. Son madres, son niños, son ancianos que se tienen que enfrentar a lo peor que este mundo les puede ofrecer, padecen un sufrimiento tan horrible que ni Dante Alighieri pudo retratar cuando narró las atrocidades del infierno.



Esta es la historia del bebé Ryan, una historia de dolor y tristeza, una historia de un largo recorrido en búsqueda de la bondad y la salvación.

tyyyy7u

Mientras este pequeño sufría lo innombrable al otro lado del océano, en Estados Unidos, Priscilla Morse revisaba de manera cotidiana su perfil en búsqueda de cualquier novedad, pasaron algunos minutos antes de que un golpe de realidad y dolor la mirara de frente a la cara: alguno de sus contactos había compartido lo que fue para ella, la imagen más triste y desgarradora que jamás había imaginado. Vio un niño muy pequeño, desnutrido y con el rostro transfigurado por el sufrimiento tendido en una cama, la foto incluía una breve descripción… Continúa en la siguiente página…