Lo metió en una bolsa pero lo que hizo después es lo más desalmado que he visto

Este vídeo contiene escenas de violencia explicita que puede llegar a herir la susceptibilidad de padres y personas en general sensibles al maltrato de una pequeña criatura, recomendamos discreción.

Mucho se ha hablado de la crueldad a la que son sometidos los niños que están bajo el cuidado de desconocidos, en muchos casos niñeras, que sin ningún sentimiento de bondad en su alma los maltratan diariamente en vez de cuidarlos con amor, paciencia y dedicación, como todo niño necesita y merece.

Siempre se atribuye en estos casos que, además de tratarse de personas sin respeto por la vida humana, no sienten afecto por el niño al que cuidan porque es el hijo de unos desconocidos, no tienen lazos afectivos con él, lo que las conduce a tratarlos de una forma tan despreciable. Por supuesto que no conocer al niño de ninguna manera justifica ningún tipo de maltrato, pero lamentablemente si es una de las razones para que este tenga lugar.

En este vídeo, no obstante, la persona que le hizo eso tan horrible a la pobre bebé no es una desconocida, se trata de su propia abuela.

Y es entonces cuando uno se pregunta cómo alguien tan cercano es capaz de hacerle eso a su propia sangre, a una niña que no tiene a nadie más en el mundo que a sus seres más inmediatos. (Lee también: lo que le metió en la boca es aberrante, este vídeo genera indignación en el mundo).

Muchas personas arguyen que es producto de la cultura y de la forma en la que se crían allí a los hijos, sin embargo, para mi no existe ninguna justificación porque el hecho de que algo sea socialmente aceptado no nos exime de darnos cuenta que está mal y gracias a esta capacidad de reflexión innata en los seres humanos es que hemos transformado tantos comportamientos crueles que alguna vez hicieron parte del día a día de innumerables pueblos.



Además ser criado bajo estándares de maltrato no obliga a las personas a continuar con él, por el contrario, se esperaría que la experiencia de dolor las lleve a entender en carne propia lo que se siente y a desear que nadie, mucho menos tu propia nieta, tenga que vivir situaciones tan horrendas.

Este fuerte vídeo fue grabado en el sur de China, en la ciudad de Lianjiang y en él se puede ver cuando la abuela y la tía de una pequeñita la meten en una bolsa de color blanco y no bastándoles con el maltrato psicológico que ello representa, la abuela comienza a pegarle patadas y puños así como a halarla  y restregarla por el piso.

Por supuesto la niñita grita desesperada por la angustía que siente de estar asfixiándose dentro de una bolsa y soportando los rudos golpes.

Mira el espantoso vídeo a continuación y compártelo para que la justicia de ese país no deje este caso en la impunidad como ha hecho con muchos otros.


Aunque el vídeo está en chino se sabe que en cierto momento la abuela le dice a la pobre niña “romperé tus piernas si no te comportas” y según lo que dijeron las mujeres una vez fueron arrestadas por la policía debido a la denuncia de maltrato que les fue puesta cuando la grabación salió a la luz, es que decidieron castigarla porque según ellas se estaba portando mal, en sus propias palabras dijeron que tenía “hábitos indeseables” y necesitaba aprender una lección. (Lee también: los padres de esta niña dormían cuando este hombre hizo algo que la cambiaría para siempre).

Al parecer la abuela y la tía cuidaban de la niña porque los padres trabajan fuera de la ciudad lo que preocupa aún más ya que se sobreentiende que nadie estaba allí para salvarla de semejante maltrato.

Que lamentable que un ser tan indefenso e inocente como un niño tenga que vivir en el seno de familias tan nocivas y crueles.