Lo que este hombre tiene en su mano asesinará a tres inocentes niños

Mark y su hijo Jake vieron como el camión que se había situado entre ambos carros no frenaba pese a que la fila de vehículos ya se había detenido. De un momento para otro, en poco más de siete segundos, el camión aplastó por completo el carro de adelante en el que viajaban Tracy, sus dos hijos y su hijastra, no logró detenerse hasta envestir otros tres vehículos.

El carro de Mark también chocó contra la parte de atrás del camión pero fue leve. La escena era de espanto, todo estaba irreconocible.

Lamentablemente, Tracy y los tres chicos que iban en el auto fallecieron de inmediato. Los ocupantes de los otros carros presentaron traumas menores.

Mira en el vídeo a continuación los momentos del accidente captados por la cámara de seguridad del camión conducido por Tomasz Kroker, quién fue recientemente sentenciado a 10 años de cárcel por el asesinato de los cuatro miembros de la familia.

Fue así como en un abrir y cerrar de ojos lo que comenzó como unas vacaciones familiares terminó en una tragedia terrible cuyo principal culpable es la falta de conciencia sobre la ineludible responsabilidad de no usar el teléfono, de ninguna manera, mientras se está conduciendo.



Tomasz Kroker, el conductor del camión es un hombre de 30 años que cinco meses antes del accidente se había convertido en padre de un niño, ahora pasará la siguiente década en la cárcel. Hasta ese momento era un hombre común, trabajador, como tú o como yo, pero ahora es un asesino, sobre su conciencia pesa la muerte de una dedicada madre y amada esposa y tres inocentes vidas que apenas comenzaban.

Tan sólo una hora antes, su jefe le había hecho firmar un compromiso de no utilizar su teléfono mientras conducía, no se lo tomó en serio y pensó que poner música en el camino era algo inofensivo, dejó de prestar atención por siete segundos al camino para cambiar la canción que estaba sonando y sin tener tiempo para evitarlo, chocó a alta velocidad contra el auto que tenía delante, aplastándolo por completo.

Sus acciones han dejado tres padres inconsolables y una lección que es importante que aprendamos de una vez por todas: ver tu teléfono no vale tal sufrimiento.

Ellos saben que nada les devolverá a sus hijos, pero piden que la pena sea más fuerte que 10 años ya que piensan que es la única forma de que las personas se tomen en serio el tema.

Por favor no uses tu celular mientras conduces hoy fueron ellos pero mañana podemos ser nosotros o cualquiera de nuestros seres amados.


La policía divulgó el vídeo del accidente con el ánimo de hacer conciencia y luego hizo un pequeño documental entrevistando a las víctimas de tan terrible accidente, lo puede ver a continuación.