Los Dejaron Solos En Casa Y Este Niño De 7 Años Mató A Su Abuelo Enfermo

Esta historia te mostrará una perspectiva diferente sobre la compasión y la muerte.

Suele ser difícil para los seres humanos aceptar que a veces necesitamos darle un giro a aquellas convicciones con las que crecimos, aquellos parámetros con los que nos educaron. Pero debemos recordar que con el tiempo y las nuevas necesidades todo cambia y debemos ser sabios para saber escuchar cuando a vida nos está susurrando al oído y debemos simplemente dejar que las cosas tomen su curso, dar un paso al lado del camino y adaptarnos a nuevos conceptos y nociones.

Esta familia tendría que aprender la lección de una forma paradójica y dura, vendría de un pequeño niño de siete años, nunca esperaron que toda la situación tuviera ese final.

Justino Silva se enamoró cuando era joven de una hermosa mujer y junto a ella pasó la mayoría de su vida, nunca pensó en nadie más, ella era su media naranja y no necesitaba más que su compañía y amor para ser feliz. Junto con su amada esposa formaron una numerosa familia de 5 hijos, familia caracterizada por el amor fraternal, la unión y el profundo respeto por cada uno de sus miembros. En dicha casa todos tenían derecho a una opinión y a todos se los tenía en cuenta. Bajo esa filosofía crecieron sus hijos.



34325435345

Cuando ya todos fueron grandes, de a poco fueron partiendo hacia nuevos rumbos, formaron sus propias familias y hicieron sus vidas, sin embargo, siempre se mantuvieron todos en contacto. En cierto momento la madre falleció y Justino se quedó sólo, se dedicó a llevar a cabo labores del hogar, pasatiempos y apoyar a sus hijos y nietos en todo lo que le era posible. Esperaba tener una muerte tranquila y pronto poder volverse a reunir con su esposa.

Lamentablemente esos no eran los planes que la vida tenía, uno de sus nietos le daría una fuerte lección a su familia y su muerte alteraría la opinión de un país entero. Continúa en la siguiente página…