No lograban sacar lo que tenía en el ojo, entonces recurren a un método extremo para salvarlo

En este vídeo se puede ser testigo de todo el proceso, recomendamos discreción.

La invasión de gusanos al cuerpo humano es más frecuente de lo que se piensa y aunque resulte extremadamente desagradable pensar en ello, a cualquiera de nosotros nos puede ocurrir ya que no depende de cuan aseados seamos, sino de cuanta suerte tengamos. Si, es verdad que buenas condiciones de limpieza reducen el riesgo, pero hay casos en que evitar que se te meta un gusano es imposible.

¿Por qué? porque muchos de ellos logran ingresar a tu organismo por medio de los mosquitos. Esos pequeños bichitos que sobrevuelan en todas las superficies de la Tierra son los culpables de transmitir esta enfermedad. Ellos llevan larvas en sus patas y al posarse sobre tu piel las depositan, obviamente tú ni te das cuenta de que el mosquito se te paró encima, mucho menos vas a saber que te ha dejado unos asquerosos invitados.

Como verás en este vídeo, el desarrollo de las larvas no ocurre de inmediato, por lo que no hay nada que te de pistas de que estás infectado, hasta que se hace evidente que tienes algo dentro.



dresrwere5678

Generalmente la gente lo primero que empieza a percibir es un enrojecimiento de la zona y una fuerte picazón, con los días también es posible que sienta como que algo se mueve dentro. Este último síntoma es el que más alerta y suele ser el momento en que la persona acude al médico, sin embargo, ya es tarde porque el gusano a estas alturas se ha desarrollado bien y la única forma de acabar con su presencia es extrayendolo.

Así le pasó a este joven, pero dicha extracción no es nada fácil de hacer, por ello tuvieron que recurrir a un método muy inusual… Continúa en la siguiente página…