Este Pitbull agonizaba dentro de un auto, los rescatistas hicieron todo lo que pudieron

La tenencia responsable de un animal implica necesariamente tener la suficiente conciencia y entendimiento de que todos ellos son seres que sienten exactamente lo mismo que un ser humano. Un animal experimenta alegría, amor, entusiasmo, ilusión, miedo, ansiedad, dolor, frío… de la misma forma que cualquier persona e incluso ante cosas como el calor son aún más sensibles que los mismos seres humanos.

Por ello, jamás los debemos someter a ninguna situación que les proporcione dolor o sufrimiento, mucho menos, poner su vida en riesgo.

Cuidarlos bien es una cuestión de amor y sentido común, nada más. Sin embargo, si te queda alguna duda sobre si está bien lo que haces con tu animalito, simplemente pregúntate si tu quisieras vivir lo que le impones a él, si la forma en que lo tratas es la manera en que te gustaría ser tratado a ti.

Por ejemplo, a ti te gustaría que te encerraran en un horno a más de 37 grados de temperatura, sin ventanas y te dejaran allí por tiempo indefinido? creo que no, pues a tu perrito, a tu gatito o a cualquier otro animal tampoco.

Lamentablemente, al año y sobre todo en la época de verano, se presentan miles de muertes de animales domésticos a causa de los golpes de calor producto de dejarlos encerrados en el auto durante días muy húmedos o calientes.

¿Qué es un golpe de calor?

Un golpe de calor es una hipertermia o aumento de la temperatura corporal, que en el caso de los perros y gatos se puede producir muy rápidamente y bajarla costará mucho más tiempo que para un humano, de allí que los golpes de calor conlleven daños irreparables o incluso la muerte para nuestros amiguitos de cuatro patas, pues los recursos que ellos tienen para combatir un alza en la temperatura de su cuerpo es más reducida que la de nosotros, empezando porque no pueden sudar y están recubiertos de pelo, lo que les impide expulsar el calor interno de su organismo.

¿Cuáles son los efectos de un golpe de calor?

En general el animal se sentirá muy mal al ser expuesto de manera prolongada a una fuente de calor intensa. Sentirá aprehensión, dolor de cabeza, agotamiento extremo y mucha dificultad para respirar. Internamente las consecuencias de un golpe de calor le podrán generar, hemorragia gastrointestinal, insuficiencia hepática y renal, edema cerebral y falla multiorgánica.

Cosas importantes que debes saber sobre los golpes de calor.

– Es muy importante que todas las personas comprendan que tan solo 10 minutos de dejar a tu animalito dentro del auto en un día caluroso, son suficientes para que sufra un golpe de calor, por eso nunca digas es un instante, no me tardo, porque por más que entres y salgas rápidamente del establecimiento al que debías ir, para tu amigo puede ser demasiado y causarle daños irreparables.

Dejar las ventanas semi-abiertas no es suficiente. Muchas personas creen que si dejan la ventanilla baja un par de centímetros circulara aire para que su animalito respire, pero lo que no está teniendo en cuenta es que el calor es lo que lo puede matar y esta apertura no es suficiente para que las corrientes de aire ingresen al vehículo con suficiente rapidez para enfriarlo. Ahora si el auto se encuentra estacionada en una zona de poca brisa, de nada servirá dejar las ventanas abiertas.

– Los dos síntomas más claros de que tu animalito está sufriendo un golpe de calor se hacen evidentes cuando tiene la lengua afuera y jadea con desesperación y cuando le cuesta respirar.

– Si un animalito ha sufrido un golpe de calor, es de vital importancia saber que nunca se le debe mojar ni dar de beber agua completamente fría, esta debe estar tibia. Lo mejor no es mojarlo completamente sino aplicarle unas compresas de agua tibia en el cuello, la ingle y el lomo y que beba agua pero no en grandes cantidades, sino sorbos separados por breves periodos de tiempo. Esto porque es la temperatura debe bajar de manera paulatina y no repentina, lo que le ocasionaría aún más problemas de salud e incluso la muerte.



– Por más que un animalito sea rescatado de un auto que ha estado expuesto a altas temperaturas, estando aún consiente, no significa que la vida de este, se haya salvado, ya que en ocasiones el golpe de calor le ha producido ya daños irreparables. Ha ocurrido que animalitos llegan en estado crítico y mueren horas después en la clínica veterinaria.

El estado físico y la edad de tu animal son factores que cuentan al enfrentarse a un golpe de calor. Si tu animalito sufre obesidad, problemas respiratorios o si está muy viejito es más propenso a sufrir un golpe de calor, que un animal más joven y en perfecto estado físico. Por supuesto, el ser joven y sano no lo exime de ninguna manera de sufrir un golpe de calor, simplemente si al animal es expuesto durante más de diez minutos a una temperatura superior a los 38 grados, su vida correrá peligro.


– Un golpe de calor puede ser consecuencia no sólo de una exposición al calor determinada, sino que puede ser producida como efecto acumulativo de una racha de calor. Es decir, si ha habido días muy calientes y tu animalito se ha visto expuesto de forma consecutiva a altas temperaturas, su sistema en un día de calor pico, puede simplemente colapsar. Por eso es muy importante que durante todo el verano esté muy bien hidratado y alimentado y su salidas sean cortas y lo más frescas posibles.

La divulgación de esta información puede salvar vidas y ayudar a crear conciencia para que nunca más, ningún animalito muera en estas condiciones.

Otro error frecuente que suelen cometer los dueños de los animales es hacerlos caminar en días muy calurosos sin tener en cuenta que el pavimento se calienta muchísimo, de hecho quema y los pobres animalitos no tienen zapatos como uno, ellos ponen sus paticas directamente sobre el suelo quemándose horriblemente.  Nunca los hagas caminar sobre el pavimento caliente, ponte en su lugar y comparte esta información.

Los animales son seres preciosos, son muy inocentes y confían absolutamente en sus dueños por ello debemos ser responsables y nunca dejar de cuidarlos, de velar por su bienestar y de entender que ellos sienten tanto o incluso más que tú mismo.

Un ejemplo típico de un golpe de calor.

Este Pitbull se encontraba en una auto en Aspe (Alicante) – España a más de 31 grados centígrados cuando los fue rescatado por dos miembros de la guardia civil, que fueron alertados por transeúntes que veían como el perrito desesperado pedía ayuda para salir.

Muchos temerosos de meterse en problemas no quisieron romper el vidrio y efectuar el rescato ellos mismos, por lo que acudieron a la línea de emergencias para reportar el caso. El organismo citado anteriormente no tardó en hacer presencia en el lugar y rescatar al perrito, rompiendo el vidrio y extrayéndolo.

Lamentablemente el perrito estaba tan desesperado por salir que no esperó a que el oficial abriera la puerta del vehículo, sino que se apresuró a salir por la ventana, la cual aún tenía fragmentos de vidrio en su borde, ocasionándose un corte leve igual que el  hombre que por ayudarlo a salir también resultó con una herida poco profunda en su brazo.

El perrito huye con rapidez hacia la sombra y los oficiales proceden a darle agua y a refrescar su cuello por medio de una esponja para ayudarle a bajar la temperatura corporal. El perrito fue remitido a una clínica veterinaria cercana donde fue atendido. Como el dueño del auto no regresó pronto al lugar, fue notificado vía correo y por medio de documento dejado en el lugar sobre su infracción, pero se desconoce que medidas le fueron impuestas.

Tampoco se tiene conocimiento de qué ocurrió con el perrito luego de que fuera llevado al centro veterinario.

Mira a continuación el vídeo del rescate del perrito Pitbull.

No olvides compartir este artículo, ayúdanos a crear conciencia, que ningún animalito vuelva a sufrir este flagelo.