Se cansó de que orinaran las paredes de su casa, halló una ingeniosa manera de solucionarlo

El vídeo ha sido visto por cientos de personas, ojala sirva para que, al menos por miedo, se abstengan de seguir haciéndolo.

Orinar en la calle no tiene ninguna justificación, ninguna. Es sólo es un acto de mala educación, nada más. Yo entiendo que a veces es imperioso vaciar la vejiga y no encontramos un baño cerca, sin embargo, yo me he aguantado lo inimaginable, al punto que no puedo prácticamente ni caminar, pero jamas he contemplado la idea de orinarme en la calle. Es que simplemente no es el lugar. No sólo sería muy vergonzoso que alguien me viera, me parece irrespetuoso con los demás. Que pasa si alguien pisa los orines que quedaron por allí esparcidos? terrible!!



Además, no sé si les ha pasado, pero no hay nada que me produzca más asco que caminar por una calle, generalmente con un muro alto, y sentir ese hedor penetrante de los orines, es insoportable, a mi inmediatamente me vienen arcadas. Que asco! Cuando sé que una pared que queda en mi ruta tiene estas características, prefiero desviarme, así me toque caminar más, no importa, prefiero hacerlo antes que pasar por ese sitio que huele horrible, todo por que las personas no son capaces de aguantarse a llegar a sus casas, o mejor aún, antes de salir de donde vienen pedir el baño y evitar que les de ganas a mitad del camino… Continúa en la siguiente página…