Se meten dentro de la piel como si fueran larvas, los extraen halándolos con una pinza

Este vídeo es hipnotizante, dije que le echaría tan sólo un vistazo y lo vi completico, no podía parar.

Los vídeos de extracciones de barros, quistes, insectos, gusanos y todo tipo de cochinadas fascinan a millones de personas. A los que este tipo de cosas nos agradan suele avergonzarnos mucho el hecho de admitirlo y muy probablemente todo el asunto se vuelva más difícil cuando tienes a tu lado a una persona gritando del horror cuando el vídeo comienza, hace muecas de que se va a vomitar y te asegura que eres la persona más enferma del mundo por disfrutar ver como salen todo tipo de sustancias y organismos vivos de alguna parte del cuerpo de un desventurado que tuvo la mala suerte de padecerlo.

Te garantizo que este vídeo te dará tu dosis mínima del día de placer culposo si eres, como yo, de los que disfrutamos viendo que extraen de los folículos de alguien, con paciencia, lentamente, de a pocos y hasta el final todo tipo cosas vivas y muertas.



Debo admitir que en algún momento llegue a sentirme sola con mi obsesión por este tipo de vídeos, pero al ahondar un poco me encontré con que no somos pocos a los que nos encantan y si lees los comentarios de algunos de ellos, son miles los que reconocen abiertamente su fascinación e incluso suplican por ver más. (Lee también: este joven tenía mucho dolor en un oído y no escuchaba bien, lo que le sacaron es repugnante).

Investigando llegué incluso a enterarme que a este inexplicable gusto se le llama forunculofilia, término que podríamos definir como el amor por los granos, sobre todo los ajenos y en muchos casos clínicos está ligado al trastorno obsesivo compulsivo, un comportamiento que le hace mucho daño a las personas que lo padecen y que sin dudas debe ser tratado por un médico… Continúa en la siguiente página…