Vio un mensaje obsceno en el teléfono de su novio, lo peor era quién lo había enviado

Esta historia es una revelación de traición a todo nivel.

Se supone que los padres deben ser una fuente de apoyo y sustento, son los pilares que le brindan fundamento sólido a nuestras vidas y suele suceder que cuando nos fallan, nuestra noción positiva del mundo se desmorona estrepitosamente. De la forma en que los padres se comporten depende, en gran medida, las personas en las que nos convirtamos y, sobre todo, la manera en que nos relacionemos con todo lo que nos rodea.

Por ello, una educación fundamentada en la enseñanza a través del ejemplo, tratando de evitar al máximo las incongruencias, aceptando errores y desconocimientos pero jamas contradiciendonos en nuestro actuar, muchas veces arroja como resultado sujetos con una buena base ética, fortaleza emocional y empatía hacía sus congéneres.

Pero como podrás ver en esta historia, también puede suceder lo contrario. Cuando un padre da un mal ejemplo a su hijo es difícil, muy difícil esperar que su vida tenga un resultado positivo.



interior-novio-engana-con-su-madre

Yo no me imagino lo que se debe sentir no poder confiar en nadie, ni en tu propia madre, sentirte completamente solo en el mundo y que si das un poco de confianza te van a traicionar, debe ser una sensación triste y enloquecedora.

Así se sentía la pobre Chelsea Hopper, quien llegó incluso a pensar en acabar con su propia vida luego de descubrir un obsceno mensaje que su madre le envío a su novio Kevin por medio de su teléfono celular, al verlo sintió que su mundo y todo lo que alguna vez había dado por sentado se venía abajo, quedó sin un piso en el cual sostenerse para seguir enfrentando la vida e inevitablemente su alma vagaba a la deriva… Continúa en la siguiente página…