¿Ves Al Hombre Que Golpea La Ventana? Él Destrozó La Vida De Este Niño Y Su Madre

El vídeo se titula “La Batalla de Ryan”.

Comienza con la vida de un niño que se ve completamente feliz. Vive en una linda casa junto con su madre, tiene su propia alcoba, está llena de bonitos juguetes, se ve sano, bien alimentado y rodeado de amor. Juega todo el día con su juguete favorito, un soldadito con el que vive interminables aventuras. ¿Qué más podría pedir un niño?

Su madre lo acompaña y se puede intuir una estrecha relación entre ambos. Sin embargo, un día un misterioso hombre comienza a golpear la puerta, la madre al ver de quién se trata, le pide a su hijo que haga silencio y se agache. Luego el hombre al no obtener respuesta en la puerta, insiste golpeando en la ventana e intenta ver hacía dentro para confirmar si madre e hijo se encuentran escondidos en el interior de la vivienda. Pues resulta que ese hombre viene a notificarle a la mujer que como no ha pagado su préstamo, van a proceder a quitarle su casa. Ella ingenuamente, o tal vez desesperada, no sabe que más hacer aparte de esconderse. Pero tratar de frenar ese tipo de cosas es como atajar un río y pasado unos días el desalojo se hace evidente. Llegan con un camión y los sacan de la vivienda, quedan en la calle.



El vídeo fue hecho por una ONG internacional para sensibilizar acerca de la dura situación de los niños que se encuentran en la calle. Familias enteras que deambulan, intentando sobrevivir día a día. Concluyen diciendo que para navidad 75 mil niños vivirán en la calle sólo en el Reino Unido, pero las cifras en países en vía de desarrollo son aún más aterradoras. La injusticia de un sistema que no tiene compasión con una madre y un hijo no tiene perdón.

Así que si tienes una casa en donde dormir, por favor valorala y trata de ayudar a quienes no gozan de ese privilegio.

Mira en el vídeo a continuación la historia de Ryan y compártela, sobre todo con aquellos que se quejan porque no tienen lo suficiente y no son conscientes de que muchos ni siquiera tienen donde vivir o que comer.