Decenas de chicos se reunieron para honrar a la enfermera que salvó sus vidas

Con fotos, sonrisas y abrazos le dieron las gracias por haberlos cuidado en sus momentos más difíciles.

Este es un vídeo que nos enseñará a dar las gracias.

En CoolCloud.co constantemente tratamos temas sobre niños y padres que han tenido que enfrentarse a los retos más grandes para sobrevivir o para ver cumplido un sueño, unos tienen finales felices y otros no. Pero, sin dudas, todos tienen un mensaje importante que darnos. Como es natural, siempre nos centramos en los protagonistas de cada historia, pero hoy será un poco diferente, porque contaremos el relato de alguien que está tras bambalinas haciendo que aquellos casos en los que todo parecía ir mal, al final tuvieran un desenlace hermoso.

La mujer que aparece en este vídeo ha dedicado su vida al cuidado de niños recién nacidos que vienen al mundo con algún problema de salud y que luchan por su vida en una sala de cuidados intensivos.

Esta historia trata de Renee y de las miles de personas que en el cumplimiento de su deber lo dan todo para salvar una vida. Muchas veces, el milagro que acontece es tan grande que olvidamos dar las gracias a aquellos que, en parte, lo hicieron posible.

Porque, ¿habría sobrevivido tal bebé si no hubiese una enfermera entregada y amorosa que lo cuidó cada día que estuvo en cuidados intensivos, alejado del calor fraternal de sus padres? Tal vez no, tal vez sus frágiles cuerpitos no hubiesen podido resistir y sus almitas habrían abandonado este mundo a pocas horas o días de haber llegado.

Renee ha trabajado durante muchos años en la unidad de cuidados infantiles neonatales del hospital de Marietta en Georgia, en donde ha ayudado no sólo a salvar la vida de muchos pequeñinez que luchan con todas sus fuercitas para abrazar la vida, sino también a los padres que desesperados y hundidos en la tristeza no hallan paz, hasta que ella gentilmente se acerca, promete cuidar de sus bebés como si fueran propios, les da ánimo y finalmente después de largas noches de angustia les entrega a sus hijos sanos para que por fin vayan a su hogar.

Mira en el vídeo a continuación la sorpresa que le espera a esta consagrada enfermera y compártelo si tu también das las gracias a todos aquellos que dan lo mejor de si para salvar una vida.

Otras veces los pequeños no lo logran, pero Renee está siempre allí para hacer que todo sea menos doloroso y para contarle a los padres que tanto el bebé como ella, dieron lo mejor de si, pero que no estaba escrito en su libro ganar esa batalla.