Entre más feliz eres, menos te metes en la vida de otras personas

Concéntrate en hacer de tu vida algo genial, algo de lo que te sientas orgullos@.

La felicidad es un estado de libertad, de tranquilidad y de amor a la vida, para nosotros mismos y para todo aquel que nos rodea, la felicidad es ese sentimiento que nos hace sentir en paz y con ganas de disfrutar de los buenos momentos y de la compañía de las personas que más apreciamos.

Este sentimiento hace que surja en nosotros una energía de bienestar, no sólo con nosotros, sino con todo a nuestro al rededor, como sentimos felicidad dentro de nosotros, queremos que todo se vea alegre y que todos se unan a la vibra que nosotros mismos hemos creado, por eso, entre más satisfechos estemos con la vida que llevamos y con lo que hemos construido como personas, más queremos que los otros sean felices también, por lo que no los criticamos, no los juzgamos, no los hacemos sentir mal y muchísimo menos, los humillamos.

Pixabay

Del mismo modo las personas que han decidido hacer de la felicidad un estilo de vida, no les gusta cargarse con sentimientos y pensamientos negativos, por lo que no les gusta pelear, ni siempre tener la razón, respetan las opiniones y las maneras de ser de los demás, son tolerantes y valoran lo que cada uno es, así como aprecian lo que son ellos mismos, aceptando y viendo los errores como parte de la esencia de cada uno y del equilibrio que nos sostiene como seres humanos.

Las personas felices se caracterizan por ser personas no sólo alegres, sino también colaboradoras, amigables y llenas de energía, a estas personas no les cabe los sentimientos de envidia o negatividad, por lo que jamás celebran el fracaso ajeno, lo lamentan y buscan la manera de ayudar a los otros a cada día ser mejores.

Así mismo, las personas que son más felices se centran principalmente en disfrutar, no se preocupan siempre por ganar, lo que más quieren es aprender de los errores, de las malas experiencias y de vivir al máximo las buenas.

Pixabay

¿Qué se debe hacer para ser personas realmente felices?

Existen cuatro químicos naturales en nuestro cuerpo que suelen ser definidos como el “cuarteto de la felicidad”, conformado por las hormonas endorfina, serotonina, dopamina y oxitocina. Para activar estas hormonas debemos tener una vida tranquila, tener buena alimentación, relacionarnos de forma positiva y hacer mucho deporte.

Pixabay

ENDORFINA

La endorfina es considerada la morfina del cuerpo, un analgésico natural que si bien no usamos para las dolencias físicas, si la usamos para sentirnos mejor cuando estamos pasando por un momento difícil.

Según algunos estudios, la endorfina se puede activar bailando, cantando, trabajando en equipo, comiendo comidas muy picantes y viendo películas o oyendo canciones tristes, lo que hace que liberemos la tristeza que llevamos dentro y le demos la bienvenida a un estado de tranquilidad.

Pixabay

SEROTONINA.

La seretonina fluye cuando te sientes acompañado y querido, por lo que lo más recomendable es que siempre te rodees de personas que estén dispuestas a pasar un buen rato. También ayuda el recordar momentos felices, por lo que el neurocientifico Alex Korb, recomienda mirar fotos de los mejores momentos que hemos tenido para que la serotonina sienta que está siendo llamada.

También ayuda el tomar sol, recibir masajes y hacer ejercicio físico aeróbico, como correr y andar en bicicleta.

Pixabay

DOPAMINA.

La dopamina se suele relacionar con sentimientos como el amor, la lujuria y el placer, por lo que se ha determinado que a la dopamina no es tan fácil activarla, debemos sentirnos motivados o realmente satisfechos para que esta se active, por lo que además de sentirnos enamorados, la única forma de encenderla en nuestro cerebro, es a través de crear objetivos y cumplirlos, así nos sentimos satisfechos y felices cuando los logramos.

Pixabay

OXITOCINA.

La oxitocina o también llamada “la hormona de los vínculos emocionales” , surge principalmente cuando creamos lazos y relaciones profundas que nos provee bienestar y felicidad.

Según un estudio publicado en 2011 por la obstetra y ginecóloga india Navneet Magon, “la vinculación social es esencial para la supervivencia de las especies (humanas y algunas animales), ya que favorece la reproducción, la protección contra los depredadores y los cambios ambientales, e impulsa el desarrollo cerebral”.

La oxitocina es un compuesto cerebral importante en la construcción de la confianza, la cual es necesaria para desarrollar relaciones emocionales, por lo que se recomienda construir buenas relaciones y sembrar el sentimiento de confianza para poder elevar esta hormona.
También se recomienda darle abrazos a las personas que queremos  y tener en general una buena relación con los demás, por lo que se aconseja dar regalos de vez en cuando y hacerle comentarios positivos a las personas con las que compartimos a diario.

Pixabay

Con información de: Latin Money, BBC News.