Niña empuja a su hermano desde una pendiente y la madre no llega a tiempo para detenerlo





Cuidar de dos niños pequeños es agotador y extenuante, nadie pone en duda eso, pero trasladar aunque sea por un instante dicha responsabilidad a uno de los pequeños así este sea el más grande entre ambos, es un desacierto, pues falta mucho para que esa personita sea consciente de sus acciones y pueda hacerse cargo de un menor.

Lamentablemente las consecuencias de hacer algo así pueden ser en extremo dolorosas e irreparables.

Justamente un error de esa naturaleza cometió una madre en China que estando en el umbral de un establecimiento comercial dejó a su hija mayor, una niña de aproximadamente cuatro años de edad, al cuidado de la carriola de su hermanito.

Le dijo que la sostuviera mientras ella se devolvía a la puerta a terminar de informar algo al interior del lugar.

Sin embargo la niña en vez de quedarse quieta, sin miramientos y por supuesto sin ser consciente de lo que estaba haciendo, tomó la carriola y la empujó por una pendiente pavimentada que conducía a la calle por donde pasaban con afluencia autos.

Como la pendiente era muy empinada la carriola rodó cuesta abajo sin ninguna dificultad. La madre de ambos niños alcanzó a ver de reojo la situación y reaccionó de inmediato pero ya era demasiado tarde pues aunque se esforzó no logró llegar hasta la carriola a tiempo para detenerla.

El niño rodó hasta la calle y tan sólo a varios metros por la vía principal se chocó contra algo abruptamente, lo que hizo que la carriola se volteara y el bebé cayera de cara contra el piso. Un segundo más tarde llega la madre corriendo a tomar a su bebé, para verificar su estado y sobre todo para sacarlo de la vía.

Afortunadamente el bebé contó con suerte de que ningún vehículo transitó por allí en ese instante y el golpe no pasó de generarle algunos hematomas y un par de raspones en su rostro.

La madre por su parte aprendió la lección luego de haberse llevado semejante susto.

Mira en el vídeo a continuación los hechos que fueron registrados por la cámara de seguridad del establecimiento comercial del que ella y sus hijos iban saliendo antes de que sucediera el infortunio.

Cuéntanos qué piensas sobre esto en  los comentarios y no olvides compartir para que a otras madres no les vaya a ocurrir algo semejante que incluso pueda tener consecuencias mucho más graves.

CoolCloud en tu email, suscríbete:

No te pierdas lo mejor de CoolCloud!
suscribe tu email!

Las redes sociales tienen políticas que restringen muchas de las historias que te gustan, la mejor forma para que no te pierdas estas historias es que las recibas directamente en tu email.

Gracias por suscribirte.

Algo salio mal.