Su hijo se cayó y no lo revisó bien, 2 días después ve una cosa horrorosa salir de su cabeza



Su madre compartió en su perfil de Facebook lo sucedido para que todos entiendan la importancia de lo que ella tarde comprendió:

El lunes 26 de marzo de 2016 mi hijo de 10 años, Jaden, iba en bicicleta sin casco. De pronto, se cayó y se hizo unos arañazos en el codo y rodilla. Estos fueron los únicos lugares que dijo que le dolían. Como no mostraba síntomas de trauma alguno, siguió como si tal cosa.

Y ahora vayamos al miércoles por la mañana, el 28 de marzo de 2016. Jaden comenzó a quejarse de dolor de cabeza y estaba muy apático; esto no era nada normal en él. Lo único que quería hacer era tumbarse y no quería comer. Cuando lo miré atentamente, vi que tenía un bulto en el lado derecho de la frente. El bulto no era duro; más bien, blandito.

Entonces decidí llevarlo al hospital. En cuanto lo subí al coche, Jaden empezó a vomitar. Al llegar al hospital, le hicieron un TAC. El diagnóstico fue traumatismo craneoencefálico del lóbulo temporal derecho y hematoma epidural del lóbulo temporal derecho.Los médicos me explicaron que había que operarlo de urgencia en la próxima hora para poder salvarle la vida. Las posibilidades de que sobreviviera eran de un 50%.

Jaden entró en quirófano, donde vieron que los daños eran extensos. Los cirujanos le realizaron una craneotomía derecha frontotemporal, le extirparon el hematoma epidural y colocaron una craneoplastia de malla de alambre. La operación, que supuestamente duraría 1 hora y media, acabó durando 2 horas y media.

Los cirujanos y otros médicos nos dijeron que había sido un milagro que sobreviviera. En muchos otros casos, los niños nunca salieron de quirófano. El 5 de abril Jaden cumplió 11 años, sin ningún daño ni discapacidad permanentes. Mi familia y yo queremos dar las gracias al Equipo de Cirugía de Trauma y a la UCI de Pediatría del Hospital Infantil de Saint Mary de West Palm Beach, Florida.

Os cuento esto para que todos seamos conscientes de que hay que llevar casco. Esto podría pasarle a cualquiera. ¡Las lesiones de mi hijo son muy similares a las de un accidente de moto!

Fuente: Facebook, DailyMail.