Una bebé con Síndrome de Down rechazada por 20 familias por fin encontró su hogar

La abandonaron al nacer por su condición, pero donde otros vieron problemas, este hombre encontró el significado de su vida.

Profundamente conmovido por el fallecimiento de su mejor amigo debido a una larga y penosa enfermedad, Luca Trapanese, de 14 años de edad, comprendió anticipadamente que la vida es corta, dura, difícil… pero al mismo tiempo hermosa, valiosa y única.

A partir de esa experiencia, Luca se fijo cómo objetivo que regiría su existencia, el darle significado a cada día y la mejor forma para hacerlo era ayudando a los demás.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Luca Trapanese (@trapaluca) el

Un hombre dedicado al servicio comunitario.

Fue entonces cuando se vinculó a la Iglesia de su comunidad y emprendió su camino de amor al prójimo. En su recorrido conoció a muchas personas que necesitaban ayuda de distinta índole, pero rápidamente, Luca reconoció que en la mayoría de los casos y más allá de sus necesidades particulares, todas las personas necesitaban amor, comprensión y respeto, cuando recibían algo de esto, tal vez su situación real no cambiaba, pero agradecían genuinamente haber sido escuchados o que alguien les hubiera dado un abrazo.

Debido a todas esas experiencias, cuando estaba por terminar la escuela, pensó seriamente en comenzar su carrera como cura, estaba muy decidido, pero entonces el amor tocó las puertas de su vida.

Tomar un rumbo diferente no significa renunciar a lo fundamental.

Luca se enamoró profundamente de un hombre con el que vinieron miles de sueños que antes no habían cruzado su mente. Esta nueva perspectiva lo alejó de su intención de convertirse en sacerdote de la Iglesia, pero jamás de su voluntad de ayudar a los demás.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Luca Trapanese (@trapaluca) el

Durante muchos años continuó trabajando con la comunidad, especialmente con personas con discapacidad.

Un sueño llega a su vida para quedarse.

En la década de sus treintas, un nuevo sueño nació al lado de su pareja de ese momento, con quien llevaba 11 años de relación, para ambos la idea de adoptar un hijo inundó sus mentes.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Luca Trapanese (@trapaluca) el

Lamentableme para ese entonces en Italia, país de donde es oriundo, la adopción para parejas homosexuales no estaba permitida y tendría que esperar algunos años para hacer ese sueño realidad.

Durante los años que tuvo que esperar, un duro rompimiento vino a su vida: su pareja se fue de su lado y Luca se sintió más solo que nunca.

La sociedad renace y Luca también.

Pero en medio de su crisis personal, una luz de esperanza y optimismo llenó su vida: por fin en su país era permitido adoptar para parejas del mimo sexo y para solteros también, los estereotipos anacrónicos se estaban rompiendo y una nueva era asomaba en el horizonte.

Tal viento de cambió inspiró a Luca a por fin hacer su sueño realidad y convertirse en el padre que con tanto fervor anhelaba ser.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Luca Trapanese (@trapaluca) el

Sin embargo y pese a sus ansias de ser papá, tenía una cosa muy clara: la niña o niño que escogiera tendría que ser uno que necesitara una oportunidad, uno a quien el mundo se negara a aceptar, porque él durante mucho tiempo había sido testigo de cuanto sufrían la personas que “no encajaban” dentro de los esquemas que la sociedad pondera y válida, por lo que su intención no sólo era adoptar para cumplir un anhelo propio sino para impactar y cambiar la vida de alguien que estuviera a la espera de una verdadera oportunidad de ser amado.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Luca Trapanese (@trapaluca) el

Una manito pequeñita se tendía ante él para que se salvaran mutuamente: la hermosa Alba llega a su vida.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Luca Trapanese (@trapaluca) el

Simultáneamente, al otro lado de su ciudad, una pequeña, preciosa, con Síndrome de Down, era rechazada una y otra vez y una vez más por familias que deseaban un bebé “normal” y no una persona que significara una carga o alguien indeseable; 20 fueron las familias que le dijeron NO a esta linda bebé.

Pero afortunadamente un hombre de generoso corazón y empatía suficiente estaba buscándola, lleno de ilusión por darle lo que todo niño merece: un hogar repleto de amor.

Parecía como si hubieran nacido el uno para el otro, como si desde siempre sus caminos hubieran estado destinados a cruzarse.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Luca Trapanese (@trapaluca) el

Luca tan pronto conoció la historia de Alba, la pequeña que no encontraba hogar debido a su condición, adelantó tan rápido como pudo los trámites para la adopción y luego de realizar todo el largo y arduo proceso, finalmente la pudo llevar consigo a casa.

Para este hombre tal vez fue el día más feliz de su vida.

Cuando hay sentimientos verdaderos, la felicidad permanece inalterable.

Ya han pasado algunos años desde entonces y padre e hija son muy felices. Él se ha encargado de darle todo lo que necesita y de hacerla sentir como la niña más querida del mundo, como un ser cuya existencia es valorada y celebrada.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Luca Trapanese (@trapaluca) el

Al mismo tiempo Luca, a través de su historia ha redefinido la estrecha noción que suelen tener las personas acerca de lo que significa la palabra familia, pues muchas de ellas, constituidas por papá y mamá, enfrentan todos los problemas funcionales del mundo, mientras que él, soltero y homosexual, es un padre ejemplar, premisa que la enorme y dulce sonrisa de Alba no hace sino corroborar.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Luca Trapanese (@trapaluca) el

Nos alegramos profundamente que los dos se hayan cruzado para de la mano recorrer juntos el camino al que llamamos vida.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Luca Trapanese (@trapaluca) el

Con información de: Luca Trapanese.