Un hombre comprendió demasiado tarde el sacrificio que su madre hizo por él





Una buena madre es capaz de sacrificar todo lo que posee por sus hijos. Las madres parecieran no tener limites a la hora de entregar su tiempo, su vida, renunciar a sus sueños si es preciso, para darles a los seres que más aman en el mundo lo esencial para que puedan vivir.

A ellas no les basta con habernos dado la vida, darían su vida sin pensarlo un segundo por nosotros. Lamentablemente los hijos no siempre valoramos todo su esfuerzo y sacrificio.

Tal fue el caso de un hombre que muy tarde descubrió todo lo que su madre había hecho por él y lo injusto que él había sido con ella.

La madre de este hombre era una hermosa mujer que muy joven quedó embarazada. Su pareja al enterarse no quiso apoyarla y la abandonó, su familia también le dio la espalda, pues consideraban una deshonra que ella tuviera un hijo sin haberse casado primero.

Así, sin dinero, sin experiencia, con miles de preguntas en su mente y lágrimas en los ojos abandonó su ciudad y se mudó a una nueva, donde pudiera comenzar de cero con el hijo que cargaba en su vientre.

No lograba conseguir un empleo fijo por su estado, pero como pudo logró sobrevivir hasta que el día del parto llegó.

Ella estaba muy feliz de dar a luz a su hijo pero en el momento en que lo vio por primera vez rompió a llorar pues él bebé había nacido con un ojo solamente. Lo lamentó profundamente, no por ella, sino por él, pues sabía lo difícil que sería su vida.

El médico que la había atendido, le informó que internamente él niño estaba bien y que si se encontrara un donante compatible podría ser un niño completamente normal, con ambos ojos.

De inmediato, ella le dijo al doctor que por favor tomaran uno de sus ojos y le hicieran el trasplante a su hijo. Les hicieron los exámenes correspondientes y eran compatibles. Su madre no vaciló ni por un minuto en darle a su hijo uno de sus ojos.

El cuerpo del niño recibió perfectamente el trasplante, lo único es que su ojo natural era de color café, mientras que el de su madre era color ámbar. Para ella su hijo era perfecto… Continúa en la siguiente página…

CoolCloud en tu email, suscríbete:

No te pierdas lo mejor de CoolCloud!
suscribe tu email!

Las redes sociales tienen políticas que restringen muchas de las historias que te gustan, si no quieres perderte nada lo mejor es que las recibas directamente en tu email.

Gracias por suscribirte.

Algo salio mal.