Su hijo estaba al borde de la muerte pero antes de partir debía decirle algo a su madre

Si quieres mandarle tu saludo o ponerte en contacto con Ruth, la madre del pequeño Nolan, que en paz descanse, puedes hacerlo en el enlace que encontrarás abajo.

Para una madre que ha luchado al lado de su pequeño incansablemente como los dos guerreros más valientes que el mundo podría ver, recibir los mensajes de aliento y solidaridad de personas de todas partes del mundo que se han conmovido con su historia, es sin duda, el afecto y el apoyo que le permitirá recorrer la senda del doloroso duelo de la muerte de su pequeño y hallar de nuevo el camino de su vida para culminarlo algún día en aquel lugar donde su pequeño la espera sonriente. Por ello, no dudes en escribirle algunas palabras de ánimo.

En el vídeo que encontrarás a continuación podrás conocer la triste historia de estos dos valientes que en medio de su dolor, tanto físico como del alma, tuvieron al menos la oportunidad de decirse adiós y mirarse una última vez a los ojos con la promesa de reencontrarse algún día en el más allá.



Ruth y su esposo Johnathan se enamoraron cuando él fue a vender calendarios a la oficina donde trabajaba ella, fue amor a primera vista y se volvieron inseparables. Algunos meses después de empezar a andar juntos Ruth quedó embarazada de su primera hija, Leila. En ese momento decidieron formalizar su relación, se comprometieron pero en el proceso ella quedó nuevamente embarazada y un mes antes de la boda, el 7 de septiembre de 2012 nació Nolan. Luego del nacimiento de su segundo bebé, bendijeron su relación bajo el manto del sagrado matrimonio.

Ruth recuerda que Nolan era perfecto, era un bebé sonriente, por naturaleza no lloraba y todo en él era perfecto.

No pasó mucho tiempo para que un tercer hijo subiera a bordo. En mayo de 2015 ya eran cinco miembros los que constituían su familia. Lamentablemente en mayo de ese mismo año, Nolan comenzó a presentar los primeros síntomas de su enfermedad… Continúa en la siguiente página…