Él ya no ama a su esposa, pero siempre le envía flores para agradecerle el tiempo juntos

“No soy de esos hombres que tratan mal a su ex-esposa, ella es la madre de mis hijos y merece todo mi respeto y reconocimiento”.

En la vida es inevitable toparse con personas de todo tipo y todas ellas tienen algo que enseñarnos, pero es sabio saber a quien debes conservar para que te acompañe en el camino y a quien debes dejar atrás. Un verdadero compañero es aquel que siempre está allí para ti, no importa cómo lo llames ahora, lo importante es lo que construyeron juntos y el respeto que se deben mutuamente.

Las personas nocivas, que hacen daño, nunca son una buena compañía, por eso esforcémonos por no ser ese tipo de persona, sino dar siempre lo mejor que tenemos dentro de nosotros y así marcar de forma positiva la vida de todo aquel que se cruce en nuestro camino, de esta forma, podremos aspirar con toda ilusión a hallar a quienes hagan lo mismo en la nuestra.

Yo no se ustedes pero a mi no me gustan esos hombres que todo el tiempo hacen alarde de lo fuertes que son, que creen que son unos caballeros porque le abren las puertas del carro a la mujer y que dicen y dicen a los cuatro vientos que los hombres deben respetar y considerar a las mujeres… y en realidad no son ni hacen nada de lo que dicen y estas actuaciones en público no son más que un disfraz para ocultar su verdadero ser narcisista y cuando los ojos de las redes sociales o los de sus familiares y amigos no están viendo, son completamente diferentes a lo que a todos les hacen creer.

No me gusta que demuestren fortaleza y valentía de palabra pero en la intimidad sean capaces de levantarle la mano a la mujer con la que comparten su vida, odio que se crean unos caballeros pero no escuchan ni una sola palabra y utilicen recursos bajos para llenar de inseguridad a quien les ama y menos me guasta que digan que a las mujeres se las debe querer y respetar pero vayan por ahí quebrantando a cada paso, su confianza.

Hombres así son todo lo contrario a este sujeto. Su nombre es Billy Fynn y sin que él lo hubiese calculado, recientemente un portal de Internet publicó su conmovedora historia tomada de un post que hizo en Facebook con la sola intención de aclararle a sus conocidos que siempre lo estaban molestando con incisivas preguntas, el porqué sigue pendiente de la mamá de sus hijos a pesar de que ya están separados.

Él y su esposa estuvieron muy enamorados cuando eran jóvenes, se casaron con toda la intención de que fuera un vínculo para toda la vida. Los primeros años de matrimonio, el amor se hizo presente al igual que el respeto que siempre imperó en su hogar.

Tuvieron dos hijos a los que ambos adoran y pese a que les hubiera gustado más que nada brindarle a esos pequeños una familia unida para siempre, las diferencias producto de la convivencia y nuevos intereses que surgieron sin que nadie se lo propusiera, los llevaron a divorciarse. Por supuesto, esto no afectó en nada el compromiso de ambos por sus hijos.

Sin embargo, familiares  y amigos de Billy empezaron a preguntarle por qué él seguía teniendo detalles con su ex-esposa, por qué seguía estando pendiente de ella y continuaban, en muchos sentidos, siendo como un matrimonio, pero uno en el que la amistad estaba por encima de todo pese a que ya no estaban juntos.

En su publicación él les explicó que era detallista con su ex-mujer porque quería que sus hijos fueran hombres que respetaran siempre a todas las mujeres, sin importar el vínculo que tengan con ellas.

Él dice que quiere que sus hijos sean unos caballeros y no que utilicen y luego desechen a alguien que en algún momento estuvo dispuesta a compartir algún aspecto, o todos, de su vida con ellos y que a través del ejemplo que él les pueda dar será la única forma de que desarrollen sensibilidad y verdadero respeto por quienes les rodean.

A continuación podrás encontrar la traducción del post que Billy hizo en su perfil de Facebook y entender a través de sus propias palabras el grandioso ejemplo que les está dando a sus pequeños.

Hoy es el cumpleaños de mi ex mujer, por lo que me levanté temprano y compré flores, tarjetas y un regalo para que nuestros hijos se lo dieran; también les ayudé a hacerle el desayuno. Por lo habitual la gente me pregunta, ¿por qué diablos todavía haces cosas por ella todo el tiempo? Esto me molesta,  así que lo dejaré claro para todos ustedes: Estoy criando a dos hombres pequeños. El ejemplo que les dé, de cómo trato a su madre, va a dar forma significativa a cómo verán y tratarán a las mujeres y sus relaciones el día de mañana. Creo que aún más en mi caso, porque estamos divorciados. Así que si usted no está modelando un buen comportamiento en las relaciones para sus hijos, debería replantearse. Elévese por encima del problema y sea un ejemplo. Esto es más grande que usted. Críe hombres buenos. Críe mujeres fuertes. Por favor. El mundo los necesita, ahora más que nunca.

Actualmente Billy está comprometido con otra mujer, pero sigue sosteniendo el vínculo que alguna vez lo unió con la madre de sus hijos y por supuesto se esfuerza día a día por ser el ejemplo de hombre en el que quiere que sus hijos algún día se conviertan.

Debemos celebrar que hombres así existan en un mundo en el que lamentablemente no abundan ni la coherencia, ni la empatía hacía los demás y que la violencia, la traición y la falta de valores están a la orden del día, pero sobre todo vale la pena resaltar el gran trabajo que está haciendo con sus hijos, quienes de seguro serán grandes hombres en el futuro.

Fuente: Billy Flynn.