Durante años sólo pudo ver a sus padres a través de una foto en su almohada



Se estima que alrededor de 170 millones de niños en el mundo son huérfanos. Estos pequeños lo que más desean es tener un hogar, una familia que les brinde amor y les cubra sus necesidades básicas, ellos simplemente desean lo que cualquier niño necesita. Pero pocos son los que cuentan con la suerte de ser adoptados.

Los niños que no tienen hogar, generalmente vienen de haber sufrido hechos traumáticos, como el abandono, el maltrato y el hambre , además de la soledad que inherentemente sufren en los orfanatos donde están bajo el cuidado de personas que cumplen con su trabajo, pero que jamás podrán ofrecerles el bienestar y amor de unos padres de carne y hueso.

Esto en el mejor de los casos, porque hay miles de orfanatos que han sido denunciados por cometer todo tipo de maltrato con los niños que tienen bajo su tutela.

Entre todas las personas que habitamos este planeta deberíamos hacernos cargo de los niños que no tienen una familia que los cuide, porque un mundo donde un niño no tenga alguien que lo ame y lo cuide, jamás será un mundo justo.

Sin embargo, es muy cierto que adoptar es un proceso muy largo, costoso y que puede llegar a acabar con la paciencia de la persona más persistente. De allí que muchos opten por practicarse, por ejemplo, la fecundación in vitro para evitar someterse a los rigores que implica adoptar un niño.

Precisamente un ejemplo de superación y esfuerzo son esta pareja estadounidense, que luego de 7 años y medio al fin lograron llevar a su casa a una preciosa nena, de origen chino, llamada Delaney para que hiciera parte de su familia y poder junto a ella construir una vida llena de alegrías y bienestar.

Como parte del largo proceso que tuvieron que llevar a cabo y la enorme espera de Delaney por conocer a sus padres, ellos le hicieron llegar una almohada con su fotografía, con el ánimo de que la nena se fuera familiarizando con sus rostros y alimentara la esperanza de hacer parte de su hogar.

Resulta que la pequeña no soltaba su almohada ni un solo segundo, la abrazaba y dormía con ella!

Estos entregados padres hicieron un conmovedor vídeo contando su historia, como fueron esos siete años de lucha y finalmente el conmovedor momento en que se conocieron con la pequeña que por tanto tiempo habían esperado.

Míralo a continuación y si lloras al ver la carita de la niña que sin saber bien que está sucediendo con la vulnerabilidad y fragilidad de cualquier ser indefenso se entrega a su nueva vida al lado de los padres que tan sólo conocía por una foto en su almohada, no te preocupes, a todos nos pasó cuando lo vimos por primera vez.

Fuentes: YouTube.