Katie Bouman la chica que le mostró al mundo por primera vez un agujero negro

Con sólo 29 años esta joven mujer se ha convertido en un icono de la ciencia mundial.

El pasado 10 de abril de 2019 fue un día histórico para la ciencia y para las mujeres, pues una joven científica estadounidense de 29 años de edad llamada Katie Bouman, escribió un hito en ambos contextos, al ser la primera persona del mundo en mostrarnos cómo se ve realmente un agujero negro, el cual hasta el momento tan sólo habíamos visto a través de aproximaciones y representaciones que científicos y artistas hacían.

Katie Bouman comienza su proyecto.

Fue hace ya más de seis años que la idea se incrustó profundo en la mente de esta curiosa chica. Estaba en una conferencia, a la cual tuvo que entrar prácticamente a la fuerza pues los cupos existentes no daban a basto, dictada por el doctor Shep Doeleman quien habló por primera vez sobre el reto que tenía el proyecto del “Event Horizon Telescope” que él mismo dirige, para poder reconstruir una imagen completa y real de un agujero negro.

Bouman, más interesada en la idea de hacer una imagen de tal tamaño, que en la astronomía misma, se involucró inmediatamente en el proyecto y comenzó a trabajar desde su área de especialización, luego de terminar su doctorado de visión por computadores en el Instituto Tecnológico de Massachussets (MIT), en desarrollar un algoritmo que permitiera unir todas las imágenes disponibles para armar una completa de un agujero negro.

El reto científico.

Sin embargo, aunque a los completos desconocedores nos suene algo no tan difícil de realizar, el reto era prácticamente imposible de lograr, pues resulta que para fotografiar algo que está tan lejos como un agujero negro lo está de nuestro planeta, se necesitaría construir un telescopio del tamaño de la Tierra, lo cual por supuesto no es posible hacer.

Entonces, a los científicos se les ocurrió que la manera de lograrlo era sincronizando ocho telescopios ubicados en distintas partes del mundo para que recopilaran toda la información posible. No obstante, este era tan sólo el comienzo pues una vez estuviera recolectada toda la información el reto de organizarla y “armar el rompecabezas” era gigantesco.

En este punto es que entra el espectacular aporte que hizo Katie Bouman, pues ella desarrolló a lo largo de estos seis años un algoritmo capaz de tomar toda la información, organizarla, procesarla, complementarla y finalmente presentarla en una imagen, la cual se convirtió en la primera fotografía de la historia de un agujero negro.

Una mujer ejemplar y maravillosa.

Emociona hasta lo más profundo de nuestros corazones que ayer la imagen de Katie Bouman y el agujero negro, fue la más compartida en Internet del día, poniendo en tendencia no el escultural cuerpo de una modelo o las compras del día de una súper celebridad, sino el rostro de una chica que a sus escasos 29 años de edad ha hecho uno de los aportes más significativos a la observación astronómica de los tiempos recientes, demostrando que el mundo que cosifica a las mujeres como meros objetos de deseo u ostentación tiene sus días contados.

Gracias al cambio de mentalidad que ha tenido la sociedad, las mujeres están cada vez más interesadas en cultivarse y perseguir objetivos tan grandes y maravillosos como el logrado por Bouman.

De paso, recordemos a otra gran científica.

También emociona recordar gracias al logro de Katie Bouman, a otra gran científica, Margaret Hamilton, que hace cincuenta años, en 1969, hizo un aporte tan importante a la ciencia que ello contribuyó a que el Apolo 11 y toda la humanidad con él, llegáramos a la luna por primera vez.

Leonardo d’Anchiano hace en su Twitter un comparativo muy acertado entre las dos mujeres, una posando al lado de la pila de libros que guardaban su investigación y la otra sonriendo sobre sus discos con 5 cinco petabytes de datos.

Fuente: DailyMail.