En México sentencian a 2 hombres a sembrar 3 mil árboles por dañar el medio ambiente

Esto si es justicia, arreglen lo que dañaron así les salga callos en las manos 😂 😂 😂

El pasado 29 de mayo en el municipio de Tonalá, dos hombres fueron sancionados por hacerle daño al medio ambiente, cometieron el delito de ecocidio, el cual tuvieron que pagar dándole vida a 3.000 árboles que una vez sembrados, pertenecerán al patrimonio ambiental del municipio, así como de las 23 mil hectáreas protegidas de este territorio mexicano.

Benjamín y Ricardo decidieron que era ‘buena’ idea el talar un montón de árboles para beneficiarse económicamente, estaban cortos de plata y perezosos de trabajar, por lo que determinaron que talar árboles sin un permiso legal, además de robarle algo que le pertenece a la naturaleza, era una excelente alternativa.

Pixabay

Los hombres muy tranquilamente se dispusieron a cortar árboles en un rancho en la Colonia La Polka, perteneciente al municipio Tonalá, llevaban dos garrafas de gasolina, una motosierra y todos los instrumentos necesarios para hacer una jornada de deforestación exitosa, no obstante, su plan no duro más de 10 minutos, pues la policía local los había seguido después de que identificaron que su actitud y cargamento no era el más usual.

Después de que los hombres fueron detenidos, fueron sometidos a una audiencia ante la Fiscalía General del Estado (FGE), en ella los hombres fueron imputados y vinculados al delito de ecocidio, lo que se define como: “destruir el medio ambiente natural, ya sea en tiempo de paz o de guerra, constituye un crimen contra la humanidad”.

Pixabay

Debido a los daños causados, a los hombres se los condeno no a una multa, ni a pagar con la restricción de libertad, se los condenó a arreglar con su propio trabajo, tiempo y esfuerzo, lo que ellos mismos habían dañado.

Fue entonces cuando se decidió que a los hombres se los haría pagar reforestando un total de 3.000 árboles, además de limpiar el río Zanatenco, todo lo debían hacer en un plazo máximo de seis meses, presentando los avances pertinentes cada dos meses.

Lo que decidió la fiscalía es un acto de justicia favorecedor para el ambiente y la naturaleza, determinaciones que deberían tomarse siempre y en cada rincón del mundo, así no sólo lograríamos que la naturaleza sea más respetada, sino también que las consecuencias de nuestras malas decisiones sean más tomadas en serio.

PxHere

Fuente: El Universal.