CoolCloud

Esas cosas que nos importan

Abuelo construye con sus propias manos una bicicleta que su nieta pudiera montar

Abuelo construye con sus propias manos una bicicleta que su nieta pudiera montar

Este abuelito no paró de trabajar en esa bicicleta hasta que encontró el diseño perfecto para su nieta con parálisis cerebral, eso es amor de verdad.

Emily Bonfim Camargo, es una niña de 10 años que fue diagnosticada con parálisis cerebral a la edad de cinco meses, vive en el municipio de Sidrolândia, en Brasil y a pesar de sus dificultades motoras es una niña completamente feliz, gracias al amor que recibe de su abuelito.

Si tenemos alguien que nos cuide la vida puede ser realmente feliz.

Aceptar el diagnóstico de Emily, fue una noticia que a su familia le costó asimilar, asegura su madre Roseli Bonfim Acunha, de 27 años, pues a parte de su parálisis, también padece de distonía motora y movimientos involuntarios, algo que le impide caminar y realizar cualquier otro tipo de actividades. Con el pasar de los años, la niña ha ido adquiriendo independencia, pues con ayuda de sus pie izquierdo se alimenta, escribe y realiza otras actividades básicas.

Lidiane Abreu / G1

Pese a que Emily se ha ido superando, su familia quiere hacer que su vida sea plenamente feliz, por lo que Clóvis Urias dos Santos, su abuelito, pensando en que la menor no estaba disfrutando su niñez, decidió hacer algo por ella. Inicialmente, el interés del hombre fue que su nieta pudiera movilizarse por sí sola, por lo que el albañil de 69 años, adecuó una bicicleta para su fin.

Trabajando por alegrar la vida de un ser especial.

Don Clovis, compró los materiales necesarios y sin tan siquiera tener conocimientos previos o buscar ayuda de un experto en el tema, el hombre inició su importante labor en compañía de tres ruedas, un pedal y dos sillas para la estructura. Su primer prototipo de bicicleta no funcionó, pero él siguió haciendo las adecuaciones pertinentes al medio de transporte hasta que logró lo deseado. 

Conseguí un par de ruedas y comencé a trabajar algo en lo que ella pudiera montar. En la primera [bicicleta] se subió y comenzó a caminar. Cuando vi que era posible ayudarla a tener una vida normal, me quedé muy feliz – Dijo Clóvis Urias dos Santos al medio local.  

G1

De color rosado y púrpura a elección de la dueña y tras unos cuantos intentos y prácticas, Emily logró utilizar la estructura tal y como ambos lo desearon, algo que enorgulleció al hombre e hizo más feliz a su nieta porque les permite pasar tiempo de calidad juntos.

La primera vez que se subió a esa bicicleta y luego a la bicicleta, nunca se detuvo. Camina conmigo y vamos juntos al supermercado – Aseguró Clóvis Urias dos Santos al medio local.

Gracias a la intervención de don Clóvis, la vida de Emily, pinta del color de la alegría y esperanza, pues aunque los medicamentos y terapias siguen siendo parte de su diario vivir, los divertidos juegos con sus amigos y familiares son parte de su presente y futuro.

Ha sido un ángel. Él ayudó a que su sueño se hiciera realidad. Él [Clóvis] es fantástico. Incluso sin la instrucción de un profesional, trabajó duro y logró adaptar objetos para que mi hija pudiera moverse, yo realmente estoy inmensamente agradecida – Contó Roseli Bonfim Acunha, su madre.

Clóvis Urias dos Santos / Upsocl

Emily aún necesita de muchos aparatos para hacer su vida un poco más fácil, pues según cuenta su profesora de escolar Lidiane Abreu, la menor necesita un computador portátil para sus necesidades especiales. Su familia irá resolviendo cada situación de su vida de la mejor manera y si todas son igual de creativas a esta, de seguro la niña será muy feliz. 

Nos complace saber que esta pequeña cuenta con el apoyo de su abuelito y su familia, por lo que desde CoolCloud, les enviamos un caluroso abrazo de agradecimiento, esperamos que sigan teniendo más momentos llenos de amor y solidaridad para con el otro.

Fuente: G1.