Cuando cerraron la escuela a la que sus 7 hijos asistían, asumieron su educación en casa

No es fácil, pero estos comprometidos padres se convirtieron en los maestros de sus 7 hijos.

Aaron y Latovia Cheatham empezaron su gran familia hace casi una década después de haberse casado en Phoenix, Arizona. Sus siete hijos, con edades entre los ocho años y los cuatro meses, han sido todo un reto para ellos que, aseguran, siempre quisieron tener una familia grande. 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de TheCheathamFamily (@thecheathamfamily) el

A diario, la familia muestra su realidad en redes sociales donde se han convertido en un éxito debido a su carisma y su forma de llevar la vida con nueve personas en el hogar, sin embargo, a raíz de la pandemia de Coronavirus y las medidas tomadas para la protección de la población, la educación en casa llegó y ha sido un aspecto muy difícil de manejar. Ellos tratan de llevar ese nuevo reto a su estilo, tal como muestran en este divertido video que se ha vuelto viral.

«Nos vimos obligados a participar».

Aunque la familia ya es muy activa en redes sociales y tiene un gran público en Instagram y TikTok, el 18 de agosto una situación en específico se volvió el contexto perfecto para crear el video que todos amaron. Aaron, el padre, estaba trabajando fuera de casa cuando recibió una llamada de su esposa que se encontraba muy frustrada por un mal día ayudando en la educación en casa de seis de sus siete pequeños.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de TheCheathamFamily (@thecheathamfamily) el

El día que grabamos el video, mi esposa me llamó de camino a casa desde el trabajo y estaba describiendo lo frustrada que estaba trabajando con Aryanna en el aprendizaje del abecedario. –Dijo Aaron a Good Morning America.

Para ambos padres, la situación ha sido estresante, incluso han confesado que aprendieron a apreciar muchísimo más la vocación de los educadores y profesores que tan poco valorada es hasta que este tipo de circunstancias atraviesan la vida familiar. A pesar del inconveniente de ese día, Aaron y Latovia han decidido no dejarse vencer estando a la altura y siempre sacándole una sonrisa a la situación. 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de TheCheathamFamily (@thecheathamfamily) el

Cuando llegó a casa, el hombre sacó uno de los tableros que han usado durante más de seis meses y empezó a practicar con su hija todo el abecedario, sin pensarlo, la enseñanza terminó volcándose hacia la música y con un ritmo pegajoso, la familia terminó haciendo una increíble coreografía mientras aprendían. 

Treinta minutos después de practicar recordé el sonido que había escuchado en TikTok. Ya teníamos presencia allí y pensé que sería una manera genial de hacerlo pegar y divertir. – Confesó Aaron a Good Morning America.

A continuación puedes ver el increíble video lleno de estilo que grabó la familia:

@thecheathamfamily9The Cheatham Family Homeschool be like… ##homeschool♬ Act up ABCs – Wesley Padilla

La educación en casa de la familia Cheatham es así.

Absolutamente agotados pero todo vale la pena por esto.

Los pequeños Cheatham están a punto de volver a clases después de muchos meses estando confinados, sin embargo, con este video tan especial, la familia entera ha podido crear conciencia del trabajo arduo de los educadores y de lo muy agotador que puede resultar para los padres hacerlo.

En primer lugar, la docencia es una profesión infravalorada y merecen más crédito. En segundo lugar, los niños no se portan tan bien como pensamos. Estamos absolutamente agotados. -Relató Aaron a Good Morning America.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de TheCheathamFamily (@thecheathamfamily) el

Para la pareja, lo importante de esta nueva transición es mantener la calma y buscar ambientes propicios para la enseñanza, recordando que los niños también se cansan del mismo escenario todos los días y, sobre todo, gozar cada parte del proceso juntos. Mantenerlos comprometidos es una tarea casi imposible y la familia espera que todos hayan aprendido a valorar el precioso trabajo de los maestros.

Fuentes: The Cheatham Family, Good Morning America.