Dos mujeres negras se convierten en la primeras en estar al mando de un Boeing 737

Sigan as铆 chicas 馃挭馃懇

Las protagonistas de este suceso hicieron historia en noviembre de 2015, sin embargo, queremos seguir viendo este tipo de actos de empoderamiento. Las dos pilotos, originarias de Zimbabue, fueron las primeras en el continente africano en llevar una tripulaci贸n entera de mujeres en un vuelo nacional de una hora en este gigantesco aparato, rompiendo l铆mites mentales y probando la fuerza y valor del g茅nero femenino.

Surcando las barreras聽en el aire.

En un mercado que es compuesto en su gran mayor铆a por hombres, las pilotos聽Chipo Matimba y Elizabeth Simbi Petros hicieron historia para la posteridad el 13 de noviembre de 2015 en un vuelo comercial que iba desde la capital del pa铆s, Harare, y ten铆a como destino la ciudad fronteriza de Victoria Falls. Un vuelo de una hora en el que esta tripulaci贸n marc贸 un antes y un despu茅s聽al controlar uno de los aviones m谩s grandes y vendidos en la historia del oficio: el Boeing 737.

Ellas, ambas en los roles de piloto y copiloto, llevaron a los pasajeros juntos con las azafatas que tambi茅n tuvieron un papel protagonista en esta jornada, a un feliz destino escribiendo un nuevo cap铆tulo en la aviaci贸n africana, que al igual que gran parte del mundo, carece de personal femenino. La aviaci贸n ha sido blanco de cr铆ticas a lo largo de los a帽os por la exclusi贸n y el machismo presentado en instituciones donde se avala la fuerza varonil como uno de los mayores requisitos para aspirar a un puesto. Por ahora, Chipo y Elizabeth siguen haciendo historia como muestran en redes sociales al permanecer invictas en una industria donde la mayor铆a de los rostros son masculinos.

Por ahora, esperamos seguir viendo que historias como esta se repliquen alrededor del mundo y sean tan comunes que聽no tengamos que volver a escribir sobre ellas como algo novedoso y sorpresivo, m谩s bien, como algo que es tan inspirador como cualquier historia humana que sobrepase los l铆mites.

Fuentes: Jornal de Bras铆lia, Fundaci贸n Codespa