Él vio cansada a una vendedora de rosas, le compró todas para que pudiera ir a casa

Este vídeo da un giro inesperado en tan solo un segundo.

Las congestionadas ciudades que habitamos son caóticas, siempre caminamos por sus calles temiendo que nos asalten, que ocurra un algo negativo o cualquier otra cosa inesperada. Estamos saturados de noticias que nos hacen sentirnos cada día más inseguros, quisiéramos dejar de prestarle atención a esos reportes de nuevas modalidades de robo o estafa o a nuevos peligros emergentes, pero la verdad es que no podemos pasarlo por alto, porque sea lo que sea, sabemos que allí están y es mejor conocerlos y mirarlos a la cara a que nos sorprendan con la guardia baja. Prevenir y estar atentos siempre ha ayudado a salvar vidas.

Esa sensación de constante inseguridad y crisis afecta a todo el mundo, no sólo al ciudadano común, hoy en día todos nos sentimos vulnerables, pero claramente lo que se cobra más vidas es la delincuencia común. De allí que el transporte público sea un lugar de constante tensión, donde al más mínimo inconveniente surge un gran problema.

Como verás en este vídeo, la desconfianza con los demás es lo que prima, jamás se nos pasa por la cabeza que alguien vaya a tener un acto gentil para con nosotros, porque incluso gente inescrupulosa ha escondido tras ellos sus malas intenciones.

32

Cuando alguien se nos acerca solemos ponernos a la defensiva y esa desconfianza nos lleva a ser descorteces y a aumentar el ciclo de prevención que tan contaminados nos tiene. Así le pasó a la mujer que verás en el vídeo luego de que un extraño se le acercara, en medio de su confusión no imaginó que las cosas terminarían de esa forma.

Este vídeo comienza como suelen comenzar los vídeos de denuncias en donde alguien valientemente filma un momento crucial de injusticia, pero a medida que se desarrolla nos muestra una faz diferente de un instante único que se dio en medio de la cotidianidad urbana.

Alguien notó que estaba a punto de suceder algo fuera de lo común y gracias a su buen instinto sacó su teléfono y comenzó a grabar  el momento en que un hombre joven le pregunta el precio de las rosas a una señora que las estaba vendiendo en el metro. Ella un poco confundida se pone a la defensiva, pero entonces el sujeto le da una gran sorpresa: compra todas las rosas para alegrarle el día. Sólo le pidió una cosa a cambio, que ya no las vendiera sino que las regalara.

Mira el vídeo a continuación y compártelo porque no todo es trágico a veces surgen personas como esta que nos alegran el día.

La consternada mujer comienza a llorar y no logra creer que un acto tan gentil y generoso le hubiera ocurrido, como puede le da las gracias al hombre y comienza a regalar sus rosas.

En medio de tanto caos y horror que vive el mundo, de tanto dolor y crueldad se hacen necesarias y urgentes las buenas noticias, los actos desinteresados y loables, más hombres como este necesita el mundo. Si todos hiciéramos el bien en vez del mal, el planeta Tierra se convertiría en el paraíso que debería ser.

Fuente: MSN.