Estados Unidos instala buzones para depositar bebés no deseados

La medida busca prevenir riesgos inherentes al abandono de bebés.

Esta vez fue la ciudad de Warsaw en Indiana la escogida para contar con un buzón diseñado para depositar a los bebés recién nacidos que los padres no deseen o no puedan conservar. Gracias a la decisión tomada por el Ayuntamiento de la ciudad, esta comunidad se une a las otras nueve de Estados Unidos en tener las llamadas “Baby Boxes”.

Como era de esperarse, la noticia ha sido polémica y ha reabierto el debate sobre el abandono de bebés y la posición de la sociedad ante dicha problemática.

Getty Images

Por un lado hay entidades y personas que argumentan que lo más importante del asunto es evitar que los padres que vayan a abandonar a sus hijos, pongan en peligro la vida de los bebés, los cuales son muy delicados y a veces por dejarlos en basureros o callejones, son encontrados con problemas de salud causados por el frío y las bacterias, en ocasiones la situación es más extrema y cuando los encuentran es ya demasiado tarde para la criatura. También sostienen que negar el problema no lo soluciona y si bien se necesita educación para que no haya embarazos no deseados, ponerle difícil a las personas dejar a sus hijos lo único que logra es poner en peligro la vida e integridad del bebé.

El abandono es un problema. Estas mujeres jóvenes no quieren ser conocidas o que las vean. Especialmente en pequeños pueblos donde todo el mundo conoce a todo el mundo. Explica Priscilla Pruitt, de la organización Safe Haven Baby Boxes, refiriéndose al hecho de que la mayoría de los casos de abandono son llevados a cabo por mujeres jóvenes que no están en condiciones emocionales, económicas y sociales para tener un hijo.

Getty Images

Por otro lado, los contradictores afirman que estos buzones son un incentivo para el abandono y que el hecho de forzar a los padres a tener que buscar un policía o un trabajador social para deshacerse del bebé puede hacerlos cambiar de opinión. También sostienen que es muy importante que los padres que estén pensando en abandonar a su hijo sean conscientes de que están a puertas de cometer un delito que les traerá consecuencias legales, mientras que dejarlos cómodamente en un buzón puede dar la idea de complicidad y aceptación por parte de la sociedad a la que pertenecen.

No creo que sea apropiado permitir que los padres puedan renunciar a un bebé simplemente depositándolo en un lugar antes que entregarlo a un oficial de policía, bombero o a un empleado de un hospital, comentó Rick Snyder, gobernador del estado de Michigan que vetó la ley que permite la instalación de los polémicos buzones.

Cabe resaltar que estos buzones no son simples cajas de metal en donde se depositen los recién nacidos, son dispositivos diseñados especialmente para albergar a los pequeños, con un regulador de temperatura y una alarma silenciosa que avisa a las autoridades para que el menor sea recogido en el menor tiempo posible y así no corra ningún riesgo mientras está solito.

Además, los dispositivos son instalados en lugares muy seguros para evitar que extraños se lleven a los bebés, en el caso de Warsaw el buzón estará en una de las paredes externas de la estación de bomberos.

CBS News

Fuentes: BBC.