Este hombre gastó 2.000 dólares para ponerse escamas y parecer una sirena





Su obsesión, o amor cómo él lo llama, por las sirenas comenzó luego de haber visto la famosa película de Disney, La Sirenita. Christian Riel de 24 años de edad ha gastado casi dos mil dólares para poder cumplir su anhelo de ser un pez que nade libremente por los océanos.

La Sirenita de Disney me hizo descubrir mi amor por el océano y el mar, he vivido en Florida durante dos años y siempre iba a la playa si podía. Amo sentarme a ver el mar y nadar en aguas saladas. – Manifstó en una entrevista.

Su gusto por el mar es enorme, es un nadador muy ágil y siempre que puede pasa el mayor tiempo posible en el agua nadando. Sin embargo, nadar como humano no lo satisfacía por completo, por eso mandó a fabricar una cola especial, hecha a medida, que le permitiera sentirse un verdadero “sireno”.

El traje fue muy costoso por el lujo de detalles que tiene, por los materiales empleados en su creación y porque logra dar la impresión de que su cola está realmente fusionada con su dorso.

Amo el agua y nadar, con o sin mi cola. Con ella soy más rápido y la sensación de libertad es increíble. – Añadió.

La idea de hacerse una cola, surgió de una reunión dónde conoció a varias personas que como él, soñaban con ser sirenas y se disfrazaban del mítico ser. Christian, consideró que debía llevar los trajes a un nivel más realista y de allí nació su propósito de construir la cola que hoy exhibe con orgullo.

También habló sobre las incomodidades que el traje le trae, entre ellas, el no poder usarlo por más de una hora al día, pues le aprieta muchísimo los tobillos y le genera dolor. Así mismo pasar mucho tiempo debajo del agua ha hecho que sus ojos se irriten constantemente debido al cloro y la sal tanto de piscinas como del océano en sí.

No obstante, nadar no lo es todo en su vida, aunque le encanta y trata siempre de hacerle espacio en su día a día, Christian aspira a convertirse en maestro de escuela y con el tiempo formar una gran familia.

Todas las personas somos libres de hacer lo que queramos, mientras no le hagamos con nuestros actos daño a nadie, por eso, si a este joven le hace sentirse feliz y realizado nadar en los mares como si fuera una sirena, no pasa nada con que lo haga. ¿Tú qué opinas? cuéntanoslo en los comentarios.

Si quieres ver más fotos de Christian, visita su Instagram.

CoolCloud en tu email, suscríbete:

No te pierdas lo mejor de CoolCloud!
suscribe tu email!

Las redes sociales tienen políticas que restringen muchas de las historias que te gustan, si no quieres perderte nada lo mejor es que las recibas directamente en tu email.

Gracias por suscribirte.

Algo salio mal.