CoolCloud

Esas cosas que nos importan

Este niño necesita una Tablet para estudiar y está vendiendo sus juguetes para comprarla

Este niño necesita una Tablet para estudiar y está vendiendo sus juguetes para comprarla

La gente se emocionó con su historia, al final le regalaron dos Tablets y sabes qué dijo: «no me la den a mí, dénsela a otro niño que la necesite».

Para Mario un niño de 11 años que actualmente cursa sexto grado en la ciudad de Madero, en México, los problemas económicos han empezado a afectar su aprendizaje virtual, pues el menor necesita con urgencia un aparato electrónico para conectarse a sus clases. Inicialmente su madre, Prudencia Lara, le prestaba su celular, pero ahora ella lo utiliza de pie asiento para vender algunos productos y solventar los gastos del hogar.

Una difícil situación que la inocencia quiso resolver.

Antes de quedar desempleada, la señora Prudencia trabajaba vendiendo baguettes en el Instituto de Ciencias y Estudios Superiores de Tamaulipas (ICEST), pero ahora le ayuda a una persona en un negocio virtual de calzado y además vende por encargo panecillos de trigo.

Debido a esta situación es imposible que la mujer le preste el celular a su hijo para sus clases virtuales, por otro lado, el padre de Mario trabaja como mecánico, pero ahora está sin trabajo y adicionalmente a esto, sufre de una enfermedad en los ojos, lo que ha complicado aún más la situación familiar.

Mi esposo tiene problemas en los dos ojos, entonces por mucho tiempo no se tuvo el recurso para las operaciones que necesita y ahora con todo esto, se complicó mucho más – Aseguró Prudencia Lara al medio de comunicación Milenio.

Todo esto ha creado en el ambiente familiar y en Mario una situación sin aparente salida, pues lo que su madre logra recolectar en dinero, es apenas suficiente para los gastos del hogar y es casi que imposible que pueda comprarle un teléfono móvil con Internet a su hijo.

Consciente de que debido a esto, él podría perder su oportunidad de avanzar académicamente, el niño buscó una solución, aunque eso implicara alejarse de algo muy valioso en su vida: sus juguetes.

Algunos sacrificios son necesarios.

Mario hizo un letrero, en el que aclara que está poniendo en venta sus juguetes para poderse comprar un aparato electrónico y así poder tomar sus clases virtuales. 

Posteriormente, tomó una mesa y puso sobre ella los personajes de Max Steel y algunos superhéroes con los que ha jugado durante su infancia, todo con la intención de que quien los viera los comprara y así poder tomar sus clases sin impedimentos.

Vendo mis juguetes, necesito una tablet o un celular para mis clases, ayúdame con tu compra – Decía el letrero de Mario Lara.

Algunas personas alcanzaron a ayudarlo comprando sus juguetes, pero la acción se viralizó rápidamente y una fundación se contactó con la familia para regalarle el dispositivo electrónico al chico. 

Por suerte Mario ya no tendrá que vender el resto de sus juguetes y sus padres recibirán ayudas para que la situación económica en su casa mejore.

Cuando decidimos desprendernos de las cosas que realmente queremos, la vida tarde o temprano nos recompensa a nuestro favor, o eso es, al menos, lo que pensamos.

Fuente: Milenio.