CoolCloud

Esas cosas que nos importan

La alegre sonrisa de una madre que barre la ciudad por la universidad de su hija

La alegre sonrisa de una madre que barre la ciudad por la universidad de su hija

Por más duro que sea barrer en la madrugada, el amor por su hija la hace imparable.

Gracias a la publicación de un blog de Perú se conoció la historia de Nancy Huamán, una luchadora madre que sale todas las madrugadas, sin importar el frío o la lluvia, a barrer las calles de Lima para pagar, con el dinero obtenido en su esforzado trabajo, la universidad de su hija, a quien sólo le falta un año para culminar sus estudios de administración.

Nancy cuenta con orgullo y una amplia sonrisa en el rostro que su hija va a ser la primera en su familia en obtener un título profesional.

La inspiradora historia de una madre que no se da por vencida.

Como millones de madres en América Latina, la falta de oportunidades y la desigualdad, no fueron para Nancy un obstáculo para sacar a sus hijos adelante y con el esfuerzo de su trabajo no sólo logró poner un pan caliente a diario en la mesa de la familia, sino que además le está dando a sus hijos y nietos las posibilidades de superación que ella no tuvo.

Consciente de la importancia del estudio como medio transformador del futuro de las personas, con dedicación y ahínco, la ejemplar mujer, sale a diario a las ocho de la noche de su hogar para recorrer con su escoba en mano las frías calles de la capital del Perú, una congestionada ciudad que en el día hierve pero en las noches se recoge para dar paso a las figuras anónimas que en silencio limpian las aceras y antes de que salga el sol las devuelven a sus habitantes listas para ser transitadas una vez más, para ganar el dinero con el que sustenta a su familia y paga los estudios profesionales de su hija.

Wikipedia

En medio de ese escenario, Nancy fue descubierta y su historia llevada al público a través de las redes sociales, despertando en el corazón no sólo de los peruanos sino de todas las personas de la región, una profunda admiración por su sacrificio y valor en nombre de sus hijos.

Con la inocencia propia de un niño, confiesa que cuando le faltan las últimas cuadras por barrer y se siente ya agotada, piensa en su hija y sus fuerzas mágicamente quedan renovadas para terminar de recorrer ese último tramo antes de lograr atravesar la meta de la noche, una que 24 horas después volverá a aparecer en su horizonte.

A mi hija le falta menos de un año para acabar la universidad. Administración estudia ella. Es buena, inteligente y con ganas de trabajar. A mí me faltan aún 20 cuadras para acabar mi jornada pero me acuerdo de mi hija y no hay nada que me detenga. – Le contó Nancy a la persona que la entrevistó, que con las siguientes palabras describió su encuentro – Conocí a Nancy justo cuando se disponía a tomar un receso y un café. Debo decir que me dió una lección muy grande esa noche. Su sonrisa era sacada de otra realidad y su corazón tan puro como el de una niña. Volveré y la enseñaré lo linda que sale en sus fotos y le recordaré lo buena madre que es.

Los corazones a los que Nancy inspiró, se solidarizan con su cruzada.

Su historia conmovió a tantas personas que muchos ofrecieron ayudarle, aportando desde sus especialidades, becas para su hija, tratamientos dentales, revisiones oftalmológicas, ropa e incluso aquellos que no podían manifestarse con dinero u obsequios, ofrecieron sus generosos abrazos para que en ellos la mujer encontrara un poco del reconocimiento que merece.

Hola me llamo Luis, soy preparador físico, la quiero entrenar para que recorra más calles en menos tiempo y tenga más resistencia física, Gracias – Escribió Luis Jimenez en la publicación de Facebook.

Hola me llamo José me gustaría darle tratamiento odontologico a esta señora podrían darle mi número o darme el de ella gracias – Comentó José Gomez en la página de Facebook de Volver.

Soy cosmetóloga me gustaría darle un cambio d look se q todo el sueldo lo invierte en los estudios de su hija. Qué Dios la cuide la proteja y le brinde mucha salud – Ofreció Lo Agurto en la publicación de Facebook.

Hola yo trabajo en Lima Classes y preparamos para exámenes de Convalidación de Inglés que exigen todas las Universidades. Porfavor contacten a la Sra. Nancy. Le quisiéramos ofrecer una beca a la Sra. y ella se lo obsequie a su hija – Escribió Raúl Jsh.

Buenas noches alguien podría darle mi número a la sra Quisiera que venga a mi óptica para realizarle sus lentes para que pueda tener una muy buena visión. De ante mano gracias. – Comentó el usuario Frank Saavedra Ynofuente.

Hola, me llamo Alex, aun no soy nada pero me encuentro estudiando. Si algún día veo a la doña, solo me gustaría darle un fuerte abrazo por todo lo que hace por su hija e incentivarla a que siga a adelante. Ella es mas que un ejemplo de madre, ella es un ejemplo de amor.
Gracias – Escribió Alex Tucto.

Los anteriores fueron sólo algunos de los 14 mil comentarios que Nancy ha recibido hasta el momento.

El rostro alegre y optimista de esta mujer, nos recuerda el fuerte espíritu que reposa en el interior de todas las madres, que llenas de valentía día a día se ponen de pie para cuidar y sacar a delante a sus familias; a Nancy y a todas esas madres anónimas nuestra admiración, respeto e infinito afecto.

Fuente: Volver.