Padre viudo se viste de mujer para ir al día de la madre en la escuela de su hija

Sólo un padre de este calibre puede llenar el inmenso vacío que dejó su mamá.

La pequeña Luna, de cinco años de edad, llevaba semanas ensayando en la escuela una canción para el día de las madres, la idea era que cuando la fecha llegara todos los alumnos del salón de clases les ofrecieran a las madres una bonita canción interpretada por ellos mismos para decirles cuanto valoraban lo que ellas hacían por ellos y cuánto las amaban.

Si bien el hecho de que Stella Noleto, la madre de Luna, había fallecido dos años atrás era un evento muy triste para la pequeña, ella no se amilanó y le dijo a su padre las palabras más bonitas que podría escuchar.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de D.C (@danielcorrea69) el

“Papá, se mi mamá por un día, por favor”.

La niña sintió que no había nadie que pudiera llenar el vacío que su madre dejó tras haber partido de este mundo a causa de una enfermedad, pero si alguien se merecía escuchar la canción que tan arduamente ella había preparado junto a sus compañeros de clase, ese era su padre, Daniel Correa.

Él la cuidaba, él la alimentaba, él le ayudaba con sus deberes, él jugaba con ella… quién más podría ser sino él?

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de D.C (@danielcorrea69) el

Daniel, preocupado de que los niños tal vez se burlaran de su hija al llevar a su padre en lugar de su madre o que ella en el momento de la presentación se sintiera incomoda, le insistió que su abuelita o alguna de sus tías podría ir en reemplazo de su madre, pero la pequeña siempre le dio la misma respuesta: no, quiero que vayas tu.

El padre muy conmovido aceptó, pues sabía cuan importante era para su hija esta presentación y que ella quisiera dedicarle las bonitas estrofas de agradecimiento y afecto, llenaban su corazón.

Luna le dijo que debía usar una peluca rubia, ya que su madre tenía su cabello dorado como el sol y le pidió que la barba fuera rosa.

Daniel siguió al pie de la letra las indicaciones y al llegar el esperado día, se vistió con su mejor vestido, escogió un lindo bolso, tacos altos, peluca, lentes de sol y por supuesto, barba rosa. Ahora se veía como una hermosa madre, lista para acompañar al día de la madre en la escuela a su hijita.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de D.C (@danielcorrea69) el

Luna estaba feliz y durante la presentación sus ojos brillaban de orgullo. Su padre era también su madre y aunque cada día la extrañaban, estaban bien juntos.

Un breve mensaje de un padre viudo con su hija.

Al salir de la inolvidable presentación de la escuela, el padre grabó un vídeo donde su hija habla de la experiencia y él hace una breve reflexión:

Quiero dejar el siguiente mensaje: la muerte es inevitable, pero no necesitamos pasar por eso de forma triste. A partir del momento en que aceptas esto, te pronuncias a pasar por varias cosas por tu hijo. Amo a Luna y lo haría otra vez por ella. – Escribió en la publicación de Instagram Daniel Correa desde Brasil.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de D.C (@danielcorrea69) el

Fuente: Daniel Correa.