Un momento de silencio por Okjökull el primer glaciar en caer 1986 – 2019

Esta es sólo una señal más de lo que se avecina.

Unas imágenes publicadas por la NASA del primero de los glaciales de Islandia en declararse muerto, han estremecido al mundo, pues evidencian la critica situación climática a la que hemos llegado, sumándose a la preocupación general respecto a la fortísima temperatura que se experimenta este verano en toda Europa, en el cual se estableció el pasado Junio como el mes más caluroso nunca antes registrado en el ártico.

News Rice University/Ragnar Antoniussen

Pero lejos de sumarse estos hechos a las estadísticas que buscan concientizar a las personas sobre la inminente ruptura del equilibrio ecológico del Planeta, la muerte de este glacial y el caluroso verano que azota el mundo, dejaron de ser señales de aviso para convertirse en manifestaciones tangibles de que lo que por años se lleva anunciando ya ha comenzado.

El Glaciar Okjökull, el primer gigante de hielo en caer.

Uno de los 400 glaciales asentados en el territorio de Islandia, era el glacial Okjökull al que los científicos bautizaron hace más de un siglo con este nombre, pero al cual llamaban OK de forma más informal por sus dos primeras letras; lamentablemente este gigante se ha derretido por completo este verano del 2019.

Fue gracias a unas imágenes satelitales publicadas por la NASA que el mundo se enteró de la pérdida tan significativa que nos dejó este final de semestre, pérdida que marca el comienzo del camino que inevitablemente seguirán recorriendo los demás glaciales del planeta Tierra.

Pero aunque este Agosto de 2019 se toma como referente de la muerte del glacial Okjökull, el mayor detrimento de la masa del gigante congelado se experimentó el siglo pasado, como lo evidencian las mediciones que indican que para el año 1901 el glacial tenía una extensión de 38 kilómetros cuadrados, mientras que en 1978 mostraron que el glaciar medía apenas 3 kilómetros cuadrados, es decir que en 77 años perdió el 93% de la masa que tenía a comienzos del siglo XX.

News Rice University

Actualmente la extensión del Okjökull, no supera el kilómetro cuadrado, por lo que ya se considera completamente finalizado.

Dos científicos honrarán la memoria del gigante caído con una placa conmemorativa.

Si bien los científicos ya lo habían declarado muerto desde el año 2014, las imágenes publicadas por la NASA hacen evidente para ojos menos expertos lo que ellos vieron desde ese entonces, permitiendo que hoy todas las personas nos reunamos en torno a su despedida para pedirle a los gobiernos y a las grandes corporaciones de todo el mundo que urgen medidas efectivas ante el calentamiento global y el cambio climático.

Para ello y como símbolo del comienzo de una era muy oscura para el planeta Tierra, los científicos Cymene Howe y Dominic Boyer, colocarán este 18 de Agosto una placa conmemorativa en el lugar donde el glaciar se fundió.

La leyenda que se titula “Una Carta Para El Futuro” grabada en la placa, rezará lo siguiente:

El Ok es el primer glaciar islandés que perdió su estatus de glaciar. En los próximos 200 años se espera que todos nuestros glaciares sigan el mismo camino. Con este monumento reconocemos que sabemos lo que está sucediendo y lo que hay que hacer. Solo en el futuro se sabrá si lo conseguimos.

News Rice University – Grétar Thorvaldsson/Málmsteypan Hella

Acompañando la fecha, se puede leer también 415ppm CO2, cifra que indica la tasa de dióxido de carbono que se encuentra actualmente en la atmósfera.

Aunque lo escrito en la placa conmemorativa lo dice todo, ambos científicos aseveraron que

El resto de glaciares de Islandia compartirán el mismo destino que Okjökull a no ser que actuemos ahora de forma radical y reduzcamos drásticamente las emisiones que provocan el efecto invernadero. Queremos subrayar que esto depende de nosotros, los vivos, el responder a la rápida pérdida de glaciares y a los efectos del cambio climático. Para el glaciar Okjökull ya es demasiado tarde. – Manifestaron Cymene Howe y Dominic Boyer en una entrevista.

Cabe resaltar que el primer ministro islandés Katrín Jakobsdóttir, el ministro islandés de Medio Ambiente y Recursos Naturales Guðmundur Ingi Guðbrandsson, el ex presidente de Irlanda y la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos Mary Robinson asistirán al evento en donde se colocará la placa conmemorativa del derretimiento del glacial.

News Rice University/Ragnar Antoniussen

Solo resta decir que tal vez no sea tarde solamente para el glacial Okjökull sino para todos los seres que habitamos este planeta.

Fuente: News Rice University.