Compró una alfombra por Internet, subió la foto del horrible producto que le llegó de China *

Pocas, muy pocas, son las personas que han hecho compras por Internet y no se han llevado, al menos en uno de sus productos, una tremenda desilusión, pues a la hora de compararlos con el de la fotografía del catalogo que usaron para comprar, no encuentran prácticamente ninguna similitud entre lo que encargaron y lo que les llegó.

Esto no quiere decir que todo sea así, por supuesto, algunos proveedores entregan exactamente el producto que ofrecieron por medio de un sitio web o un catalogo impreso, pero no nos digamos mentiras, Internet está llenó de ofertas de productos que toman la imagen original del fabricante y hacen una imitación horrible, con materiales muy inferiores y con un diseño que dista mucho del original.

Eso, sin hablar de los largos periodos de espera para que el producto llegue a nuestras manos.

Lo que le sucedió a Jasmine Bumps, es tan sólo una de las tantas historias de productos comprados en Internet que fueron, a la hora de recibirlos, una total decepción. Esta chica de 22 años de edad quedó enamorada de esta alfombra para el baño ofertada en un reconocido sitio web de compras por tan sólo 3 dólares, sin pensarlo, pasó su tarjeta de crédito y ordenó la compra.

Esperó el tiempo indicado para que el producto llegara a la puerta de su casa y cuando lo vio, ohh sorpresa, no se parecía en nada al de la foto.

Por supuesto hizo el reclamo al vendedor, pero obtuvo como respuesta que ella debía haber verificado las medidas en las especificaciones del producto, las cuales correspondían a las del artículo entregado en su hogar, sin hacer referencia al otro gran problema, los materiales.

No pensé que tenía que verificar el tamaño ya que la imagen que mostraron es muy engañosa”, afirma la muchacha. “Según la foto, mostraron una alfombra diferente o usaron una muñeca Barbie como modelo. Además no solo el tamaño estaba completamente errado, los bordes ni siquiera tocan el suelo. Tan pronto como me puse de pie, ¡los bordes se enrollaron como un pepperoni cocido! — Relató a un medio de comunicación muy decepcionada.

Ante la imposibilidad de hacer algo más, Jasmine consignó en los comentarios del producto su insatisfacción, obteniendo respuesta de muchas personas que compartieron también su desilusión al recibir ese u otro producto y también de aquellos que le agradecían por haber subido la imagen real del artículo en cuestión, pues gracias a ello, desistían de comprarlo y ser uno más de los engañados.

La nueva alfombra para le baño que ordené en línea vs lo que realmente recibí en el correo. Diría que aquí hay algo mal