El último deseo de este joven de 16 años fue casarse con su amada novia

Si estuvieras a puertas del más allá, ¿Cual sería tú último deseo?

Tal vez no podamos responder a esa pregunta, sino hasta el momento de estar en dicha situación, porque en realidad pensar en ello en la comodidad de tu habitación o de tu sala hace que se te venga a la cabeza un montón de ideas: hay tantos viajes por hacer, tantos lugares por conocer, tantas cosas que comprar, tantas personas a las que ayudar. Seguramente optas por rendirte en el intento de establecer qué es lo más importante para ti, qué es aquello que haría que partieras de este mundo con una amplia sonrisa. Al menos a mi, así me pasa.

Pero una cosa si es segura, cuando piensas en ello más a fondo, de inmediato algo en tu corazón se activa y sabes que tus seres queridos, aquellos a los que amas, son parte fundamental e irreemplazable del deseo más importante de tu vida. Al fin y al cabo por ellos nos esforzamos, por ellos nos superamos, por ellos vivimos.

Omar Al Shaikh, lo sabía. Siendo apenas un joven de 16 años oriundo de Brierley Hill – Ingleterrra fue diagnosticado con leucemia mieloide aguda. Para finales de Junio de 2015 falleció.

1490753_726382207373148_936472173_o

Facebook

Su fallecimiento, como era de esperarse, afectó profundamente a su familia, sus seres cercanos y sus amigos, pero también conmovió al mundo entero cuando su historia se dio a conocer.

birmin-4Ph

Birmingham Live

Los problemas de salud de Omar comenzaron cuando, después de un partido de Fútbol, se desmayó, estuvo hospitalizado y luego de múltiples exámenes fue diagnosticado con la enfermedad que finalizó su vida.

Él lucho arduamente contra su enfermedad, se sometió a todos los tratamientos aptos para él, pero nada dio resultado,

Lo único que podría salvarle era recibir células madre de un donante compatible, precisamente allí radicaba uno de los puntos más difíciles: Omar Al Shaikh tenía origen árabe y rumano, una mezcla poco común que hacia prácticamente imposible la tarea de encontrar el donante adecuado.

Omar-Al-Shaikh-y-Amie-Cresswell

Facebook

Fue un joven muy positivo y en su periodo de enfermedad, muy comprometido con apoyar a la fundación Anthony Nolan, una organización benéfica del Reino Unido que trabaja en las áreas de la leucemia y el trasplante de progenitores hematopoyéticos. Gestiona y recluta el registro de donantes y también lleva a cabo importantes investigaciones para ayudar a hacer los trasplantes de médula ósea más eficaces. Si quieres conocer más sobre esta organización visita su sitio web.

Pero su historia sobresale más allá de su terrible enfermedad. Unas pocas horas después de recibir la trágica noticia sobre el fracaso de su último tratamiento de quimioterapia y de que los doctores le informaran, con lágrimas en los ojos, que le quedaban pocos días de vida, hizo lo que todo hombre debería hacer cuando se enfrenta a la idea de abandonar este mundo: se preguntó cuál era su último deseo, qué lo haría feliz por el resto de la eternidad.

La respuesta no se hizo esperar: deseaba con todas las fuerzas de su corazón casarse con el amor de su vida, con su novia de la secundaria, con la joven mujer que lo acompañaba incansable en su lucha. Ella sería su esposa para siempre.

10805741_917098204968213_2275329559785810355_n

Facebook

Pidió que alguien le consiguiera rápidamente una flor y con ella hizo el anillo que le ofreció a Amie Cresswell al pedirle que fuera su esposa. Esta parte de la historia me gusta especialmente, porque la vida de una flor es efímera, como lo fue el matrimonio de esta joven pareja, pero llena este mundo de esperanza y color. El anillo de flor fue un símbolo humilde con el que Omar quería conquistar la eternidad.

10896395_922473997763967_5695605496484531439_o

Facebook

Amie Cresswell habló sobre lo que sucedió en ese momento: “Cuando él puso el anillo en mi dedo dijo que desearía haber tenido más tiempo conmigo. Yo realmente también deseo que lo hubiésemos tenido. Pero estoy muy agradecida por tener la oportunidad de conservar este feliz recuerdo”.

11020995_1464439420515535_271832947889890170_n

Facebook

Pues su deseo se hizo realidad, pocos días después de recibir la fatal noticia, Omar Al Shaikh y Amie Cresswell contrajeron matrimonio en una improvisada ceremonia en el Queen Elizabeth Hospital, todos los familiares y amigos de ambos estuvieron presentes y concordaron con que la ceremonia fue tremendamente triste y bonita al mismo tiempo.

daily

Caters News

Tan solo tres días después de celebrado el matrimonio Omar murió mientras sostenía la mano de su esposa y rodeado por sus amigos y familiares. Ese día este valiente joven perdió la batalla frente a la enfermedad pero partió feliz hacia un mundo nuevo, donde la imagen de su esposa lo acompañará por siempre. Omar es un ejemplo de amor y compromiso, es un llamado a que salgamos y hagamos realidad aquello que nos hace felices, antes de que sea demasiado tarde.

daily7

Caters News

Fuente: DailymailBirmingham Live