Estas son 15 comidas que no deberías refrigerar





Muchos alimentos, especialmente las carnes, necesitan un ambiente frío para evitar la descomposición, por eso los seres humanos con su increíble ingenio inventaron los refrigeradores. Esta fue la solución para que los hogares pudieran conservar sus comidas en buen estado durante mucho más tiempo, sin necesidad de tener que ir a comprarlos frescos todos los días.

No obstante, no todos los alimentos deben ser conservados a baja temperatura ya que esta puede alterar su composición, haciéndolos perder sus propiedades y en algunos casos convertirlos inclusive en peligrosos para la salud.

A continuación encontrarás una lista de 15 alimentos que no deberías refrigerar, aunque estos no son todos, pero si son algunos de los que más frecuentemente las personas meten al refrigerador sin saber que en lugar de conservarlos los están dañando. No te preocupes que todas las comidas de esta lista pueden mantenerse en perfectas condiciones en un clima ambiente, sin que se dañen antes de su fecha de caducidad.

1. Café. La semilla de café se da en climas cálidos por lo que debe ser conservada siempre a temperatura ambiente. La resequedad del refrigerador hará que pierda casi que pos completo su aroma y sabor.

2. Bananos. Esta también es una fruta tropical por lo que necesita clima natural para madurarse y conservarse adecuadamente. Algunos médicos señalan que comerla fría genera acidez en el estómago.

3. Hiervas. Las hiervas en general son muy delicadas y el frío del refrigerador las quema y las marchita, pero las aromáticas en particular son muy poco adecuadas para mantenerse a bajas temperaturas, pues allí perderán su aroma, sabor y propiedades, que es lo que buscas a la hora de consumirlas.

4. Cerveza. Sí, lo sé, no hay nada más refrescante que una cerveza bien fría, pero no te recomendamos que la almacenes en el refrigerador. Si la quieres tomar fría, simplemente 15 minutos antes de beberla envuélvela en una servilleta húmeda y métela al refrigerador, quedará helada y no perderás sus propiedades y sabor. También es bueno que siempre mantengas la botella en posición horizontal hasta justo antes del momento de abrirla.

5. Alimentos enlatados. El metal de las latas en las que se conservan algunos alimentos reaccionan muy desfavorablemente al frío, pues hacen que dicho material expulse algunos compuestos que se mezclarán con las comidas, lo que no es nada bueno para la salud.

6. Encurtidos. Estos no tienen el problema de las latas, pues vienen empacados en vidrio, sin embargo, los elementos en los que son conservados los alimentos, como por ejemplo, aceite o vinagre, se dañan y pierden sus propiedades al exponerse al frío, haciendo que sepan mal o incluso dañen la comida que deberían conservar.

7. Cereales. Los cereales tiene una excepción y es que en climas demasiado calientes pueden ponerse pegajosos por lo que en ese caso si es recomendable meterlos al refrigerador, pero en lo posible es mejor evitarlo ya que esto hará que se pongan muy duros, pierdan su textura y sabor.

8. Tomates. El refrigerador ayuda a mantener los tomates en buen estado y realmente el frío sólo afecta temporalmente su sabor, por lo que puedes sacarlos unas dos horas antes de prepararlos y con esto estarán listos para ser disfrutados.

9. Vinagre. Como ya lo mencionamos en el caso de los encurtidos, que muchas veces están conservados en vinagre, este pierde sus propiedades cuando se expone a muy bajas temperaturas, por lo que no es nada recomendable meterlo al refrigerador.

10. Miel de abejas. Esta maravilla de la naturaleza tiene la propiedad de que nunca se descompone, por lo que es totalmente inútil llevarla al refrigerador. Cuando lo haces el frío la vuelve completamente solida y separa sus componentes en feas capas, dañándola por completo.

11. Quesos madurados. Aunque la leche de la que provienen es altamente perecedera, los quesos madurados, igual que las carnes maduradas, han sido tratados previamente para evitar su descomposición y llevarlos a su punto máximo de sabor, por lo que meterlos al refrigerador no es para nada necesario y por el contrario hace que se pongan duros y los echa a perder.

12. Jamón Serrano. Aunque originalmente la carne es muy perecedera, el jamón serrano ha sido expuesto previamente a diversos, y en algunos casos muy complejos, procedimientos para evitar sus procesos naturales de descomposición. Estos procesos son naturales y lejos de ser perjudiciales potencian el sabor de dicha carne. Al meterlo al congelador lo único que logras es secarlo y que pierda gran parte de su rico sabor.

13. Ajo. Además que dejará un desagradable olor en tu refrigerador, mantenerlo en baja temperatura hará que pierda sus propiedades, sabor y aroma porque lo seca, así que mejor mantenlo siempre en ambiente natural y envuelto en su cascara, la cual cumple la función de preservarlo.

14. Piña. Esta fruta tiene una gruesa cascara que hace que su maduración sea muy lenta por lo que meterla al refrigerador hará que se seque en sus capas más externas y no madure en sus capas más internas. Cuando la abras notarás que no tiene jugo y en el centro estará muy verde y fea para comer.

15. Papas. Son tubérculos que crecen en la tierra por lo que necesitan humedad para estar hidratadas y ricas, si se meten al congelador esta humedad se perderá por completo y la papa perderá su textura, valor nutricional y sabor. Sin embargo, cuando las quieras freír lo mejor es quitarles la piel y congelarlas, porque de esta forma perderán el almidón y no quedarán babosas, sino crujientes y sabrosas.

CoolCloud en tu email, suscríbete:

No te pierdas lo mejor de CoolCloud!
suscribe tu email!

Las redes sociales tienen políticas que restringen muchas de las historias que te gustan, si no quieres perderte nada lo mejor es que las recibas directamente en tu email.

Gracias por suscribirte.

Algo salio mal.