“Te pido perdón por haberte sido infiel en sueños”





Un bombero le escribió una corta nota a su esposa por haberla engañado en sus sueños, pidiéndole perdón y prometiéndole que esto jamás sucedería en la vida real. En su cuenta de redes sociales también envió un poderoso mensaje a todos los esposos del mundo: amen con todo lo que tienen a sus esposas, pues este es el mejor legado que le pueden dejar a sus hijas e hijos.

Chris Kent de Ohio es bombero y está casado con el amor de su vida una hermosa enfermera que ejerce su profesión en el hospital local. Ambos trabajan a tiempo completo y sus horarios muchas veces les impiden estar juntos, sin embargo, son un matrimonio sólido y muy unido, fundamentado en el respeto y el amor.

A pesar de todo esto, no son inmunes a enfrentar algunos problemas de vez en cuando, como ocurrió un día en que Chris regresaba de haber cumplido un turno de 36 horas. Cuando llegó a casa encontró que su esposa estaba enfadada con él, por supuesto, no entendía porqué, ya que no recordaba haber hecho algo que pudiera haberla incomodado.

Habló con ella y descubrió que lo que sucedía era que ella había tenido un sueño en el que él le había sido infiel con otra mujer. Al enterarse, soltó una carcajada pues le causaba gracia imaginar como podía enfadarse por algo que él no había hecho.

Pasó un rato y al ver que su esposa continuaba disgustada, decidió aprovechar su visita al supermercado para comprarle unas hermosas flores. Se las dejó encima de la mesa junto con una nota que ponía lo siguiente:

Siento mucho haberte engañado en tus sueños, soy un tonto, me encantaría poder decir que no volverá a suceder pero esto está fuera de mi control. Jajaja“.

Chris subió su historia a redes sociales contando lo sucedido y dejando un hermoso mensaje que todos los hombres deben leer.

A continuación encuentra las palabras de este dulce esposo:

Mi nombre es Chris Kent, soy bombero a tiempo completo y mi esposa es enfermera. Entonces, con nuestros horarios locos es difícil tener tiempo para estar juntos. Tenemos una hija de 2 años juntos y yo tengo 2 niños más de otra relación anterior.

Acababa de salir de un turno de 36 horas en la estación de bomberos. Llegué a casa el domingo por la mañana, agotado del trabajo, y mi esposa me contó su sueño. Yo la había engañado. Estaba visiblemente molesta por el sueño que tuvo. Sabiendo que nunca haría esas cosas en la vida real, ella me explicó lo que había sucedido. Después de escuchar sobre el sueño que tenía, levanté a mi hija y desayunamos juntos, como siempre hacemos cuando llego a casa después de un largo turno que consiste en 24 horas o más a veces. Cuando nos estábamos preparando para ir a la iglesia, me di cuenta de que todavía estaba molesta por la experiencia. Entonces, después de la iglesia fui de compras con mi hija. Mientras estábamos fuera pasé por una florería. Decidí conseguirle a mi esposa algunas rosas para alegrar su día. Las llevé a casa y escribí una pequeña nota en un papel que encontré en la cocina. Quería que ella se sintiera amada y que también aportara luz y humor a la situación, sabiendo que mi esposa disfrutaría de las flores y podría reírse de ella misma después de lo ocurrido.

En nuestro matrimonio y mientras estábamos saliendo, siempre ha sido importante para mí mostrar amor, siempre, no solo en ocasiones especiales y, por supuesto, hacerla reír. Cualquier mujer puede obtener flores en el día de San Valentín o en un cumpleaños. Siempre he sido un tipo de flores, no solo en esas ocasiones especiales, sino también en un martes al azar o en cualquier momento que desee hacerlo. Eso las hace mucho más valiosas. No siempre tienes que conseguir las cosas más caras. Un simple gesto amable y reflexivo es más significativo en mi opinión. Siempre quiero que mi esposa se sienta amada y apreciada todos los días de la semana, no solo en ciertos días festivos. Sentimos como familia que dar buenos ejemplos para nuestros hijos es muy importante. Cuando mis hijos vean cómo trato a mi esposa, espero que cuando crezcan también tratarán a sus novias y esposas de la misma manera que me vieron hacerlo mientras crecían. Además, cuando crezca nuestra hija, también verá cómo su madre fue tratada y, con suerte, no se conformará con nada menos en la vida.

Si quisiera que alguien tomara algo de esta publicación, es que no tiene que comprar las cosas más caras. No tienes que tener los artículos materiales más bonitos del mundo. Mientras se amen incondicionalmente, eso es lo único que importa. Mucha gente puede salir y gastar todo tipo de dinero en cosas que al final del día no importa si eres infeliz en la vida. Pero te apuesto a que si sales a comprarle a tu pareja un ramo de flores de $ 10 en un día al azar o una caja de caramelos de un dólar, la verás brillar como nunca antes. Aprecia las cosas pequeñas de la vida porque al final del día no importa qué automóvil manejas ni qué tan grande es tu casa. Todo lo que importa es el amor que compartes dentro de esa casa. Cuando te acuestas en la cama por la noche, dormirás mucho mejor sabiendo que amaste con todo lo que tienes.

CoolCloud en tu email, suscríbete:

No te pierdas lo mejor de CoolCloud!
suscribe tu email!

Las redes sociales tienen políticas que restringen muchas de las historias que te gustan, si no quieres perderte nada lo mejor es que las recibas directamente en tu email.

Gracias por suscribirte.

Algo salio mal.