Fue a la escuela con un vestido, cuando regresó la escuela había cambiado su ropa

“¿Por qué llevas esa camiseta? – Dijeron que lo que tenía puesto era inapropiado”.

Luego de haber sufrido uno de los inviernos más fuertes que se ha visto en los últimos años en Minnesota – Estados Unidos, Emily Stewart vistió a su pequeña hija de 5 años de edad con un lindo vestido de flores regalado recientemente por su abuela para celebrar la llegada de la primavera en la primera semana de abril.

El pronóstico del día era soleado por lo que le pareció ideal para que su pequeña fuera vestida así a la escuela.

También le puso un suéter delgado encima del vestido y un par de jeans debajo para que estuviera más cómoda.

Emily Stewart

La niña estaba muy emocionada de llevar su vestido pues era una prenda que no había podido usar antes por el frío y que le parecía realmente bonita.

Un mal día en la escuela.

Sin embargo, culminado el primer descanso y luego de que la niña se hubiera quitado el suéter por el calor que comenzaba a hacer ya que el día estaba completamente despejado y soleado, la maestra le pidió que se retirara de su clase y fuera a la oficina de la directora de inmediato. La pequeña no entendía que había hecho mal, se sintió confundida y muy avergonzada.

Allí le dijeron que el vestido que estaba usando era inapropiado y que debía cubrirse los hombros para preservar su privacidad, palabras que la mente de una pequeña de 5 años de edad difícilmente puede llegar a comprender.

Al finalizar la jornada escolar Emily recogió, como todos los días, a su hija y le sorprendió verla sin su vestido y con una camiseta de color rosado en lugar de este. Le preguntó qué había sucedido y la niña con lágrimas en los ojos le contó que las maestras le habían hecho quitar su vestido y colocarse dicha camiseta en su lugar.

Emily Stewart

La madre estaba tan confundida como su hija, consternada, pero poco a poco fue la indignación lo que tomó el lugar de sus primeras emociones.

La reflexión de la madre.

Al estar de nuevo en casa y haber aclarado un poco sus pensamientos decidió escribir sobre lo sucedido. Le tomó dos fotos a sus hijas para que su explicación quedara más clara y procedió a explicar que, en primer lugar quería aclarar que su comunicado no tenía la intención de enlodar a la escuela a la que asistía su hija, pero que consideraba necesario abrir un debate al respecto pues le parecía que su pequeña había sido objeto de una conducta exagerada por parte del plantel educativo.

En su escrito se pregunta a qué grado ha llegado la sociedad para ver conductas inapropiadas en niños de cinco años de edad y con base en este mismo interrogante, cómo formar a una niña respecto a la naturalidad del cuerpo humano, existiendo de por medio mensajes incongruentes y confusos?

Emily deja abiertas estas preguntas y manifiesta que le pareció exagerada la posición de la escuela.

¿Tú qué piensas? cuéntanos en los comentarios!

Fuente: LoveWhatMatters.